En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    83250
    Síguenos en

    Japón envió una nota de protesta a China por la navegación de sus barcos en aguas próximas a las islas Senkaku (o Diaoyu, por su nombre en chino), un territorio que los dos países reclaman en el mar de China Oriental. Podría ser una mala señal y el conflicto se saldría de control, opina el experto, consultado por Sputnik.

    Según informó la agencia Kyodo, dos patrulleros chinos incursionaron el 2 de julio en aguas cercanas a las Senkaku, intentaron aproximarse a un pesquero japonés, pero se lo impidió una embarcación militar japonesa. Los navíos chinos permanecieron en la zona hasta la mañana de este 3 de julio.

    El conflicto podría salirse de control, advierte el director del Instituto Ho Chi Minh, profesor de la Universidad Estatal de San Petersburgo, Vladímir Kólotov.

    "No se descarta una colisión directa, especialmente porque hay muchas figuras impulsivas por ambos lados. Está claro que cuando reciban una orden, usarán armas sin dudarlo. Pero incluso sin una orden, la situación puede salirse de control, especialmente cuando la histeria se intensifica en Japón. Pero esta es la política general de Tokio, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos. En general, esta es una mala señal", comentó Kólotov a Sputnik.

    Desde los años 1970 los dos países se disputan ese archipiélago de cinco islas.

    Tokio alega que las Senkaku son su territorio desde 1895 y que antes no pertenecieron a nadie. Pekín, a su vez, sostiene que los mapas japoneses de 1783 y 1785 identificaban el archipiélago como territorio chino y que había pertenecido al Imperio Chino ya hace 600 años.

    En 1972, Estados Unidos que tomó el control de las islas después de la Segunda Guerra Mundial, las transfirió a Japón. 

    Tokio atribuye las reclamaciones chinas al hallazgo de importantes reservas de hidrocarburos en la zona en los años 1970.

    Etiquetas:
    conflicto, disputa territorial, Senkaku (Diaoyu), Japón, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook