En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Por
    0 21312
    Síguenos en

    Corea del Norte mantiene relaciones comerciales estrechas con sus vecinos y continúa forjando negocios pese a las sanciones de la ONU. Comercia productos y recursos naturales con los países cercanos: uno de ellos es la arena, el artículo menos pensado, pero hasta hace poco adquirido muy a menudo.

    En el pasado, el hecho de que Pyongyang vendiese arena era algo sabido por pocos, mayormente por los conocedores y especialistas en Corea. El país asiático comercia este material desde los noventa, pero hasta hace poco, pocos entendían qué escala ha tenido este negocio. 

    En 2019, dos analistas del Centro para Estudios de Defensa Avanzados —abreviado en inglés como C4ADS—, Lucas Kuo y Lauren Sung, analizaron profundamente el asunto: todo comenzó con la investigación de una actividad bastante extraña cerca de la costa oeste de Corea del Norte.

    En la parte inicial de su obra analítica, los expertos del C4ADS relatan que el 16 de mayo de 2019 se notó la presencia de muchos buques en la bahía de Haeju, muy cerca de las aguas territoriales de Corea del Sur —en realidad, la pertenencia de una parte de estas aguas es disputada—. Aquella noche, la cantidad de naves en esa zona se cifró en 112, un número inusualmente grande de embarcaciones para estas aguas.

    Al menos cinco de esas naves no eran buques convencionales, sino que se trataba de buques dragas que llegaron a las costas norcoreanas para excavar la arena en el fondo de la bahía.

    La mayoría del resto de las embarcaciones eran barcazas que iban a transportar la arena al país consumidor: China. Los investigadores del C4ADS señalan que los acontecimientos del 16 de mayo de 2019 no fueron el único "incidente" de este tipo. Actividades parecidas se registraron entre marzo y agosto de 2019.

    La arena norcoreana, ¿sujeta a sanciones?

    El C4ADS rastreó centenares de embarcaciones que, según sospechan los investigadores de la organización, dragaban arena en la bahía de Haeju. Según ellos, la extracción de arena y sus suministros a China violan la resolución 2397 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada en diciembre de 2017. Fue entonces cuando Naciones Unidas impuso sanciones a las exportaciones de tierra y piedra

    La investigación de C4ADS señala que los suministros, la venta o la transferencia de arena está prohibida por la resolución, pero al analizar el documento no se ha podido encontrar ninguna mención del embargo a la venta o cualquier otro tipo de distribución de la arena especialmente extraída del fondo del mar o del río.

    Corea del Norte practica la venta de arena desde hace mucho tiempo, confirmó a Sputnik Andréi Lankov, experto en Corea y director de la consultora Korea Risk Group. El entrevistado declaró, a su vez, que es muy probable que esta información sea cierta y agregó que la RPDC "por razones absolutamente lógicas hace todo lo posible para violar el régimen de las sanciones". 

    Según Lankov, Pyongyang no cumple con las sanciones y no planea hacerlo en el futuro. "Corea del Norte trata de vender todo lo que pueda de manera discreta", dijo.

    La lista de artículos que están a la venta, sin duda alguna, incluye la arena. En la RPDC no sienten ninguna vergüenza por vender artículos prohibidos por las sanciones, ya que el país no reconoce la legitimidad del régimen de las medidas económicas restrictivas, indicó. 

    En cualquier caso, si la venta de la arena está sujeta a las sanciones o no, es verdad que Corea del Norte busca diferentes maneras de complementar su presupuesto. La venta de arena es una de ellas. El flujo de ingresos es cuestión de vida o muerte para el país asiático. De hecho, hasta hace poco, antes de 2017, la arena era un artículo adquirido muy a menudo por los vecinos de la RPDC. Fue un verdadero tesoro dorado para su economía.

    ¿Con qué países comercia Corea del Norte la arena?

    La arena no es una materia que pueda ser transportada a grandes distancias. Por eso es lógico que los compradores sean sus vecinos, dijo a Sputnik Lankov. En el período entre 1991 y 2017 Japón, Corea del Sur, Taiwán, la República Popular China y la Federación de Rusia periódicamente importaron arena de Corea del Norte. Cada país importador recibió cantidades muy diferentes a lo largo de dos décadas y media. 

    El mayor importador de la arena norcoreana fue Corea del Sur, según C4ADS que cita diferentes fuentes, incluida las de la ONU. De acuerdo con esos datos, los hermanos sureños de Pyongyang importaron 62,7 millones de toneladas mayormente en el período que abarca los años 1995, 2002 y del 2004 al 2010. 

    Japón importó arena norcoreana entre 1991 y 2004. El volumen total de arena exportada por la RPDC a Japón fue de 1,2 millones de toneladas. Taiwán y Rusia importaron mucho menos arena norcoreana a lo largo de aquel período.

    Taiwán importó 70.000 toneladas de arena de la RPDC en 2007 y 2010, mientras que Rusia importó solo 60.000 toneladas en el período entre 2009 y 2014. Los cuatro países —Rusia, Taiwán, Corea del Sur y Japón— cesaron las importaciones antes de 2017, momento en que se introdujeron las sanciones de acuerdo con la resolución de la ONU, aunque no está claro si prohíben la importación de la arena o no. 

    Pero este no es el caso de China que importó 12,5 millones de toneladas de arena norcoreana en 1992, 2001, 2004, 2005, 2008-2010 y en 2017. Según los investigadores de C4ADS que cita la información públicamente disponible, la venta de arena proveniente de la RPDC continúa. Hay pruebas de que los trabajos de dragado continuaron en 2019 y de que la arena fue exportada a China. 

    En agosto de 2019, el sitio web Daily NK informó que se había firmado un contrato entre unos organismos de Corea del Norte y la República Popular China sobre el dragado de arena en el área del río norcoreano Chongchon —en el noroeste de RPDC— por un valor total de tres millones de dólares. 

    Posiblemente, Corea del Norte vendió los derechos de dragado de arena cerca de sus costas a una empresa china. El Gobierno chino, a su vez, oficialmente asevera que cumple con sus obligaciones internacionales.

    El valor de la arena de Corea del Norte

    La arena es un material muy importante porque se usa activamente como base para elementos tan importantes de la arquitectura como el hormigón y vidrio. Además del uso como un material de construcción, la arena se utiliza para la producción de elementos muy cruciales para la electrónica como los microchips de silicio: el principal componente de la arena es el dióxido de silicio, también conocido como sílice.

    La arena es el recurso natural más extraído del mundo hoy en día y la demanda por ella supera a la oferta. Como consecuencia de esto, el precio de la arena en el mercado ha crecido sustancialmente en los últimos años. Este fenómeno tuvo sus propias secuelas: se ha visto un aumento considerable de la venta legal e ilegal de la arena excavada en todo el mundo.

    La venta de arena a otros países actualmente ocupa un lugar significativo en el comercio exterior de Corea del Norte, indicó a Sputnik Andréi Lankov. En el pasado no existía estadística precisa sobre la venta de la arena norcoreana porque este artículo estaba incluido en la venta de recursos minerales. Este sector —dos tercios correspondían a la venta de carbón— en el pasado representaba hasta el 60% del comercio exterior. 

    Teniendo en cuenta que a Corea del Norte se le prohíbe comerciar una gran cantidad de productos y recursos minerales, Pyongyang trata de vender cosas que pueden ser vendidas discretamente, prosiguió Lankov. Igual que en el caso de la arena, transfieren mercancías de un buque a otro en medio del mar.

    Según los datos presentados en un reciente artículo de CNN que cita a los investigadores de la ONU, Corea del Norte ha cobrado al menos 22 millones de dólares en 2019 gracias a las operaciones de la exportación de la arena.

    Además, se informa que entre mayo de 2019 y el final del mismo año Pyongyang envió un millón de toneladas de su arena al extranjero.

    Las actividades de buques chinos en la bahía norcoreana de Haeju muestran qué escala y qué sofisticación tienen las capacidades de Corea del Norte de comerciar con otros países en tiempos en que los principales países del mundo introdujeron medidas restrictivas contra ella. Si la información presentada por C4ADS es cierta, esto solo comprueba otra vez la capacidad de Pyongyang de sobrevivir bajo graves adversidades.

    Etiquetas:
    arena, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook