En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    SEÚL (Sputnik) — Corea del Norte puede volver a la idea de convertir Seúl en un "mar de fuego" si las autoridades surcoreanas continúan acusando al país de romper los acuerdos, según una nota de la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA).

    "Si [las autoridades surcoreanas] no saben cuidar su lenguaje, en respuesta les podemos recordar la idea olvidada hace tiempo de convertir Seúl en un mar de fuego", publicó el medio.

    En opinión de la agencia estatal, el Ministerio de Unificación de Corea del Sur tergiversó los hechos al declarar la víspera que las acciones norcoreanas "violan la declaración de Panmunjom y constituyen una ruptura unilateral del acuerdo".

    El medio declaró que Corea del Sur recurrió varias veces a "acciones hostiles", en particular realizó "ensayos de guerra con una ofensiva hacia el Norte" y violó de manera sistemática los acuerdos intercoreanos mientras echa la culpa de todo a Pyongyang.

    "Deben darse cuenta de que los rumores de la explosión que se oyeron en la zona industrial de Kaesong por la destrucción (de la oficina de enlace entre las dos Coreas) puede ser el preludio a la ruptura total de las relaciones intercoreanas", indicó la agencia.

    Según la hermana del líder norcoreano y vicedirectora primera de un departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, Kim Yo-jong, citada en la nota, Corea del Sur "calla" constantemente la divulgación de folletos de propaganda antigubernamental de los desertores norcoreanos y no intenta "disculparse, arrepentirse y garantizar que eso no vuelva a ocurrir".

    Sin embargo, la administración presidencial surcoreana condenó las acciones de los activistas y prometió que el Gobierno respetará los acuerdos e impedirá los nuevos intentos de enviar materiales de propaganda a Corea del Norte.

    Pyongyang considera que Corea del Sur se doblega ante Washington celebrando consultas sobre las decisiones y realizando ejercicios militares conjuntos.

    De acuerdo con Kim Yo-jong, las autoridades surcoreanas ya no pueden tener negocios con Corea del Norte y no les queda otra opción que "arrepentirse y sentirse tristes".

    El martes 16 de junio Corea del Norte destruyó la oficina de enlace que operaba con el Sur en la ciudad fronteriza de Kaesong, fruto de los acuerdos logrados en la cumbre histórica que el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, mantuvieron en abril de 2018.

    Las autoridades norcoreanas dejaron de usar esa oficina la semana pasada, cuando cortaron las líneas de comunicación civiles y militares con la nación vecina.

    Pyongyang tomó esas medidas después de que a finales de mayo pasado la oenegé Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, del desertor norcoreano Park Sang-hak, lanzara desde el territorio surcoreano 500.000 globos con folletos de propaganda anti-Pyongyang, que incluyeron caricaturas del líder norcoreano. 

    Etiquetas:
    tensiones, relaciones, Corea del Sur, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook