En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    2161
    Síguenos en

    El primer Código Civil de China define los activos de internet y el dinero digital como propiedad, lo que permite heredarlos en caso de la muerte del propietario. La experta consultada por Sputnik explica los pasos de China hacia la economía digital.

    El Parlamento chino aprobó el primer proyecto de Código Civil del país que señala que los derechos de sucesión se aplican tanto a los bienes físicos como a los virtuales.

    Las cuentas y el contenido de las redes sociales, así como las cuentas de las carteras electrónicas podrían atribuirse a esta propiedad virtual, opina Liu Dongmin, la directora de un centro del Instituto de Economía Mundial y Finanzas de la Academia de Ciencias de China.

    Hasta ahora no había un solo código civil en China, y las relaciones civiles se regían por leyes y reglamentos separados, que a veces no correspondían con la realidad cambiada. Los derechos de sucesión se prescribían claramente solo para los bienes físicos y tangibles, mientras que las actividades humanas en el espacio digital permanecieron en la zona gris.

    A corto plazo, el Código Civil regulará principalmente los derechos civiles a la moneda digital desarrollada por el Banco Central de China, indicó la experta, al señalar que es un paso importante para introducir la economía digital en el ámbito jurídico.

    "A corto plazo China pondrá más énfasis en el desarrollo de la moneda digital estatal, es decir, e-RMB —conocido técnicamente como Pago Electrónico Digital de Divisas (DCEP, por sus siglas en inglés)—", declaró.

    A su vez a largo plazo, se puede esperar una mayor legalización de los activos digitales, opinó.

    "El Código Civil es, sin duda, un paso crucial para seguir promoviendo la economía digital de China y confirmar la condición jurídica de los activos digitales. Creo que en el futuro, China debilitará gradualmente las reglas para el uso de las monedas digitales. Después de todo, si no se liberalizan, será contrario al Código Civil", aclaró Liu Dongmin. 

    Hasta ahora la situación jurídica de las criptomonedas en China no está totalmente definida. Por un lado, poseer criptodivisas no está prohibido. Por otra parte, está prohibida la circulación de criptomonedas. Además, la minería, que no es más que el procesamiento de la moneda, no está bajo una prohibición estricta. Toda esta incertidumbre ha creado muchos conflictos legales, especialmente en lo que se refiere a los derechos de herencia. 

    Debido al anonimato inherente a muchas criptomonedas, es difícil calcular con precisión el número de activos digitales en manos de los chinos. Sin embargo, se sabe que China todavía representa alrededor del 60% de la minería mundial de bitcóin. Según el informe 2019 Global Digital Asset AML Research Report, el año pasado se retiraron de China los bitcoines por valor de 11.400 millones de dólares. Según estos datos indirectos, se puede concluir que los chinos poseen una parte bastante grande del mercado mundial de las criptomonedas. Este problema se agudizó durante la pandemia del coronavirus.

    El yuan digital, el primer paso hacia la economía digital

    Las autoridades chinas ya han comenzado a probar el yuan digital en cuatro regiones del país. Como experimento, los gastos de transporte de los funcionarios se reembolsarán en moneda digital.

    Se supone que el DCEP sustituirá parcialmente al efectivo en circulación y se introducirá en dos etapas. Primero, desde el Banco Central hasta los bancos comerciales, algunas de cuyas reservas estarán denominadas en yuan digital y, después, desde los bancos comerciales hasta la gente común. En este caso, el yuan digital tendrá la misma soberanía que la moneda china fiduciaria.

    Aún no se conoce la fecha exacta del lanzamiento oficial del yuan digital en el país. Sin embargo, la experta cree que este proceso se acelerará.

    "Creo que China acelerará el desarrollo y la introducción de la moneda estatal digital, porque esos planes se han venido aplicando durante muchos años y ya se están probando en cuatro regiones piloto. Esta moneda es muy fiable, su legitimidad está garantizada por el Estado", declaró. 

    La experta agregó que la emisión del yuan digital es más barata que la emisión de dinero ordinario y a la vez su introducción aumenta la capacidad reguladora del Banco Central y la eficacia de la política monetaria en general. 

    Por otro lado, Liu Dongmin reconoció que la legalización de las monedas digitales privadas es una cuestión más complicada. No obstante, cree que el Código Civil de China promoverá el desarrollo de las criptomonedas y la economía digital.

    "Aunque los detalles de la regulación de las monedas digitales privadas requerirán un estudio más largo, en general podemos decir que el Código Civil estimulará el desarrollo de la economía digital de China y el volumen de negocios de la moneda digital", aseguró.

    China inicialmente tuvo una actitud bastante negativa hacia las criptomonedas considerándolas como un instrumento financiero fuera de control y una fuente de especulación e inestabilidad. No obstante, ahora Pekín puede adoptar una nueva perspectiva sobre este tema.

    En el contexto del creciente enfrentamiento comercial, tecnológico y financiero entre China y EEUU, el país asiático ve en el liderazgo en las monedas digitales una buena oportunidad para cambiar el equilibrio de poder en las finanzas mundiales que se ha desarrollado durante muchos decenios.

    Por su parte, Washington considera que las criptomonedas son una amenaza potencial para la hegemonía global del dólar. Los reguladores estadounidenses siguen insistiendo en que las monedas digitales amenazan la estabilidad financiera.

    Etiquetas:
    economía digital, yuan, China, criptomonedas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook