En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    1766
    Síguenos en

    En la red social WeChat se publicaron las fotos de una aplicación especial que permite realizar transacciones utilizando el yuan digital. El hecho de que la aplicación ya está disponible para los usuarios significa que Pekín ha completado casi todo el trabajo para poder lanzar al mercado su nuevo medio de pago.

    Si bien la fecha oficial del inicio de las pruebas todavía se desconoce, gracias a las imágenes publicadas en las redes sociales se puede deducir que la interfaz de la aplicación perteneciente al Banco Agrícola de China se parece a la de los servicios populares Alipay y WeChat Pay. En particular, esta aplicación utiliza códigos QR para realizar un pago, y permite transferir dinero y cambiar la moneda digital, entre otras funciones.

    En contraste con los servicios privados, China buscará establecer un sistema de pago estatal centralizado para el criptoyuan que contará con total soberanía y será fiable. Además, el yuan digital será muy diferente a las criptomonedas tradicionales como el bitcoin. El nuevo sistema, que no estará únicamente basado en el blockchain, será capaz de procesar hasta 300.000 transacciones por segundo. 

    Además, no será necesario tener conexión a internet para poder realizar un pago con ayuda de este sistema. La tecnología NFC facilitará la transmisión inalámbrica de datos de corto alcance y ayudará a los dispositivos a intercambiarlos, ubicándose uno del otro a una distancia de aproximadamente 10 centímetros. A pesar de estas ventajas su popularidad dependerá de lo cómodo que sea el uso del yuan digital para los usuarios, destacó Guo Tianyong, jefe del Centro de Investigación de Actividad Bancaria de la Universidad Financiera Central de China, en una entrevista con Sputnik.

    "En general, el uso de dinero digital resulta mucho más eficiente que el del dinero en efectivo, las tarjetas bancarias y otros medios de pago electrónicos. Sin embargo, [el lanzamiento del criptoyuan] requiere crear un sistema relativamente más seguro, y sabremos lo seguro que es a lo largo de los ensayos y cuando lleguen los primeros comentarios de los usuarios", aseveró.

    Desde el punto de vista de la gente de a pie, es poco probable que las impresiones de usar el criptoyuan difieran mucho de las que se tienen a la hora de emplear sistemas de pago móviles como Alipay o WeChat Pay. El lanzamiento del nuevo medio de pago por parte de China no implica que el Banco Central pase a presionar a los productos desarrollados por las empresas privadas.

    "Creo que los sistemas de pago existentes continuarán funcionando. Sin embargo, si el uso del yuan digital resulta ser más cómodo, es probable que cada vez más personas opten por usar este método de pago", recalcó.

    La introducción de la moneda estatal digital permitirá controlar de una manera más eficiente el volumen de dinero en circulación, aplicar la política monetaria y regular los flujos de capitales. Los críticos con el criptoyuan a menudo señalan que un sistema tan centralizado puede privar de su trabajo a los bancos comerciales y socavar el sistema financiero de China porque este ya no necesitará a muchos intermediarios para emitir, depositar, distribuir y utilizar el dinero.

    Para evitar un shock bancario como este, las autoridades decidieron emitir el criptoyuan en dos etapas. Anteriormente se informó de que el banco central de China distribuiría el yuan digital a los bancos comerciales a cambio de dinero fiduciario. Y los bancos comerciales, a su vez, introducirían el criptoyuan en circulación.

    A finales de diciembre de 2019 el jefe del Instituto de Investigación de Moneda Digital del Banco Popular de China, Mu Changchun, declaró que el criptoyuan estaba listo para pasar las primeras pruebas. Cuatro de los bancos más grandes del país y tres operadores móviles deberían haber lanzado los proyectos piloto en las ciudades de Shenzhen y Suzhou. Ahora, la geografía de estas pruebas ha sido ampliada hasta incluir Chengdu y Xiong'an.

    Etiquetas:
    China, yuan, criptomonedas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook