En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    120
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — Japón volvió a negarle a Corea del Sur la oportunidad de celebrar una reunión para debatir la restricción impuesta por Tokio sobre las exportaciones de tres componentes químicos necesarios para fabricar semiconductores e instrumental electrónico, reveló en rueda de prensa la titular de Comercio surcoreano, Yoo Myung-hee.

    Informó que el Ministerio de Comercio de la República de Corea propuso a la parte nipona organizar un encuentro entre Yoo Myung-hee y su homólogo japonés, Hiroshige Seko, en los márgenes de la reunión sobre la Cooperación Económica Regional, que se celebrará en Pekín entre el 2 y el 3 de agosto.

    "Pero hemos recibido la respuesta de que la agenda de Seko no lo permite", refirió.

    Según medios surcoreanos, existe la probabilidad de una reunión entre los cancilleres de Japón y Corea del Sur, Taro Kono y Kang Kyung-wha, en los márgenes del foro regional de ASEAN sobre problemas de seguridad, que se desarrollará entre el 1 y el 3 de agosto en Bangkok.

    Japón anunció el 1 de julio que limitará las exportaciones a Corea del Sur de tres componentes químicos necesarios para la fabricación de los semiconductores y equipos electrónicos.

    Se trata, en particular, de las poliamidas fluoradas (a Japón le corresponde el 90% de su producción mundial), necesarias para fabricar pantallas flexibles y resistores de semiconductores.

    Se estima que Japón produce un 70% de todos los resistores.

    Además, Tokio anunció que extenderá las restricciones también al fluoruro de hidrógeno que se utiliza para limpiar los semiconductores.

    Las limitaciones entraron en vigor oficialmente el 4 de julio.

    Tokio también planea eliminar a Corea del Sur de la lista de los llamados países "blancos", los que no necesitan pedir cada autorización cada vez que van a adquirir productos de altas tecnologías o tecnologías propias.

    Japón indicó como causa de eso la "pérdida de la confianza" entre ambos países tras la demanda de los organismos judiciales de Corea del Sur de pagar las compensaciones a los coreanos por su trabajo forzoso durante la Segunda Guerra Mundial.

    En 1965, Japón pagó a Corea 500 millones de dólares a título de la compensación del daño ocasionado durante la guerra, esperando que con eso quedasen eliminadas las contradicciones, pero el Gobierno coreano invirtió ese monto en el desarrollo de la economía y la infraestructura, mientras sus ciudadanos siguen apelando a tribunales exigiendo compensaciones.

    Japón, para resolver el problema, propuso formar una comisión internacional de arbitraje, pero la parte surcoreana rechazó esa iniciativa.

    Respuesta de Corea del Sur a Japón

    La aerolínea surcoreana Korean Air (KAL) planea cancelar los vuelos de Busán a la ciudad japonesa de Sapporo en septiembre, en medio de un fuerte deterioro de las relaciones entre los dos países tras la introducción de restricciones comerciales por parte de Tokio, informaron el 29 de julio los medios de comunicación surcoreanos.

    Según sus datos, a partir del 3 de septiembre, todos los vuelos de la compañía KAL entre Busán y Sapporo serán cancelados. Los pasajeros que hayan reservado billetes podrán viajar a Sapporo a través del aeropuerto de Incheon, situado a 70 kilómetros de la capital surcoreana.

    Los vuelos se cancelan porque los surcoreanos vuelan menos a Sapporo de Busán tras la reducción de relaciones bilaterales, informó el diario Money Today, citando a una fuente de la aerolínea.

    "Ahora se observa la tendencia de reducción del flujo turístico en esta ruta", señaló la edición.

    Por su parte, la agencia de noticias japonesa Jiji Press informó que la aerolínea surcoreana T'way Air cesará los vuelos regulares desde Corea del Sur a tres aeropuertos de la isla japonesa de Kyushu. La decisión también se explica por la disminución del tráfico de pasajeros.

    El gobierno de Busán dijo que detendría los programas de intercambio con Japón debido al deterioro de las relaciones, algo que lamentó el gobierno de Japón.

    A principios de julio, Japón endureció los controles de las exportaciones de materiales de alta tecnología a Corea del Sur, en represalia por la decisión de un tribunal surcoreano sobre el trabajo forzoso durante la ocupación japonesa de Corea (1910-1945).

    Esto provocó un boicot a los productos japoneses por parte de la población surcoreana.

    El problema también afectó el acuerdo de 2016 entre Corea del Sur y Japón sobre la protección de la información militar (GSOMIA), que Seúl amenazó con revisar debido a las acciones de Tokio.

    Los dos países llegaron a un acuerdo en 2012, pero desde entonces, las partes no lo firmaron debido a diferencias políticas, principalmente con respecto a las evaluaciones del pasado colonial de Japón en la Península de Corea.

    Etiquetas:
    química, componentes, restricciones, fabricación, exportaciones, Corea del Sur, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook