Widgets Magazine
02:14 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Limusina de Kim Jong-un

    ¿Por qué los guardaespaldas de Kim Jong-un corren al lado de su limusina?

    © AP Photo / Korea Summit Press Pool
    Asia y Oceanía
    URL corto
    55816
    Síguenos en

    Los guardaespaldas que corren al lado del auto oficial del líder norcoreano Kim Jong-un captaron la atención de muchos medios de comunicación, pero hasta hace poco no se sabía por qué acompañan a la limusina a pie.

    La primera en desvelar el misterio tras los guardaespaldas 'corredores' fue la autora y columnista estadounidense Anna Fifield, quien en su libro 'El Gran Sucesor' elaboró sobre este tema.

    Así, resulta que en el pasado el mandatario de Corea del Norte vio algunas películas de acción estadounidenses y una de sus favoritas era 'En la línea de fuego', donde Clint Eastwood protagonizaba a un agente del Servicio Secreto que protegía al presidente John F. Kennedy.

    De acuerdo con la periodista, fue precisamente esta película la que le dio a Kim Jong-un la idea de los guardaespaldas corredores, a pesar de la mala suerte que corrió el presidente estadounidense.

    Por esta razón, los guardaespaldas del líder norcoreano practican mucho el atletismo, pero no se limitan a ello. La autora del libro también describe en detalle el riguroso proceso de selección que deben superar los futuros guardaespaldas de Kim Jong-un.

    Entre los requisitos imprescindibles está un perfecto estado de salud (tanto física como mental), una estatura similar a la de Kim y un historial familiar impecable. Una vez seleccionados, los guardaespaldas son entrenados en artes marciales, natación y manejo de armas de fuego.

    En el libro también se afirma que un total de 100.000 personas están implicadas en la seguridad del líder norcoreano, aunque no se específica la fuente de estos datos. Pero sí se menciona que entre ellos hay degustadores de comida e incluso guardias de sus aseos.

    Etiquetas:
    guardaespaldas, Corea del Norte, Kim Jong-un
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik