Widgets Magazine
En directo
    Bandera de China

    Economista de la UBA: China no busca el superávit comercial con Latinoamérica sino el ahorro

    CC BY-SA 2.0 / Max Braun / ★e
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — China es pragmática para sus negociaciones y lo que más le interesa de América Latina es ahorrar recursos energéticos para la extracción de productos primarios, no un escenario donde tenga superávit comercial, dijo a Sputnik el economista argentino Ariel Slipak.

    "China no está interesada en tener superávit comercial, China tiene como objetivo primario en la región los recursos primarios extractivos y generar una estructura que abarate no solo el costo económico del traslado, sino que implique el ahorro de energía y agua", dijo el economista, docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

    Slipak, experto en relaciones entre China y América Latina, aseguró que el gigante asiático se ha aprovechado de la negociación bilateral con las naciones de la región siguiendo "una agenda vinculada a su propia seguridad estratégica, seguridad alimentaria y energética".

    El académico, que cursa un doctorado en Ciencias Sociales, participa desde el 20 de mayo y hasta este miércoles en Montevideo de las jornadas 'Libre comercio en América frente al ascenso de la derecha: actualizaciones y nuestras estrategias', organizadas por la Internacional de Servicios Públicos y la fundación alemana Friedrich Ebert.

    Slipak comentó que Pekín está enfrentando un problema de salud "grave" debido a que 80% de su matriz energética depende de los recursos fósiles y por este motivo América Latina es tentador como proveedor de productos primarios.

    Para eso, China busca negociar de manera bilateral e intenta llegar a cada nación de la mejor manera.

    "China es muy pragmática para negociar, de cada país quiere cosas diferentes, entonces para conseguirlo, a diferencia de EEUU, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, intenta no ir con un libreto de "estas son las políticas"… De esa manera, con cada país consigue lo que necesita", explicó Slipak.

    Este tipo de relación propicia un beneficio, en primer lugar para China, y en segundo término para pequeñas élites de empresarios suramericanos que explotan a los trabajadores, aseguró el experto.

    El Cinturón y la Ruta

    China no precisa del nuevo proyecto del Cinturón y Ruta dela Seda, también conocido como la Nueva Ruta de la Seda para penetrar con más fuerza el mercado latinoamericano, porque "ya estaba en la región", observó el secretario gremial de la Asociación Gremial Docente de la UBA.

    Sin embargo este proyecto, al que ya se incorporaron 19 países del continente tiene como propósito la financiación de obras de "infraestructura extractiva" a través del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, del que según Slipak, China tiene 30%.

    "China ya estaba en la región independientemente de lo que sería la incorporación de la ruta de la seda… también está el tema de la afiliación al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura; entonces eso permite financiar lo que los economistas llaman "infraestructura para el desarrollo", y para mí es infraestructura extractiva o del tráfico de mercancía o de la aceleración del tráfico de mercancías", aseveró.

    El Foro del Cinturón y Ruta de la Seda celebrado en Pekín la semana pasada cerró un total de 283 acuerdos por valor de 64.000 millones de dólares, declaró el vice primer ministro chino Han Zheng.

    Más aquí: El Gobierno argentino expresa interés en la ruta de la seda de China

    Propuesta por China en 2013, la iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda busca construir una red de infraestructuras y comunicaciones y crear una plataforma de cooperación económica que conecte a decenas de países de Asia, Europa y África, reeditando las antiguas vías comerciales de la Ruta de la Seda.

    Etiquetas:
    latinoamérica, comercio, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik