10:46 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Las consecuencias del cicló Fani en el este de la India

    El monstruoso ciclón Fani que está arrasando una parte de la India (fotos, vídeos)

    © REUTERS / R. Narendra
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    El ciclón Fani está causando estragos en la parte oriental de la India. Ya ha matado a al menos 30 personas y ha obligado a millones a abandonar sus casas y a dejar atrás sus vidas para no ser víctimas de los violentos vientos y de las inundaciones. El Gobierno ha habilitado para ellos casi 3.000 refugios, escuelas y edificios gubernamentales.

    Fani golpeó con fuerza la costa este de la India el 4 de mayo y devastó parte del estado de Odisha. Los vientos alcanzaron los 210 kilómetros por hora, así que los árboles y los edificios fueron pasto del ciclón. El suministro de agua y la electricidad se han interrumpido en la región.

    Se espera que la tormenta ciclónica golpee también el estado de Bengala Occidental y se vaya acercando a Bangladés, lo que hará que atraviese un territorio en el que viven más de 100 millones de personas.

    Muchos indios pasan estos días en recintos y refugios habilitados por el Gobierno
    © REUTERS / Amit Dave
    Muchos indios pasan estos días en recintos y refugios habilitados por el Gobierno

    Los expertos no han dudado en definir a Fani como uno de los ciclones más poderosos de la India en 20 años.

    Las imágenes de árboles arrancados de cuajo, de tejados por los suelos, de motocicletas arrastradas por los vientos huracanados y de pabellones repletos de gente guareciéndose del ciclón se han convertido en algo normal estos días de mayo.

    Ante la situación de emergencia, el Gobierno indio ha anunciado un plan a gran escala para reconstruir las más de 10.000 localidades y 52 áreas urbanas que han sido pasto de Fani.

    Te puede interesar: Desolación y miedo: la furia de Michael arrasa con todo a su paso por EEUU

    Etiquetas:
    viento, ciclón, la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik