Widgets Magazine
En directo
    Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

    Un grupo que busca el cambio de poder en Corea del Norte desafía a Kim Jong-un

    © AP Photo / Wong Maye-E
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Denis Lukyanov
    151141

    El autor detrás del descarado ataque contra la Embajada de Corea del Norte en Madrid que tuvo lugar el 22 de febrero ya se conoce. Se trata de una organización que se autodenomina Cheollima Civil Defense, un grupo rebelde que busca el cambio de poder en Corea del Norte.

    En la actualidad se sabe muy poco de la organización, que también es conocida como Free Joseon, y sus miembros. Mayormente son las cosas que relatan sobre sí mismos, declaró en una entrevista con Sputnik el analista especializado en Corea y director de la consultora Korea Risk Group, Andréi Lankov.

    Según el entrevistado, el papel clave en esta organización no es ni de los surcoreanos ni de los norcoreanos, sino de la diáspora coreana.

    "Los textos que publica el grupo están escritos en una versión bastante extraña del idioma coreano por lo cual se puede concluir que los autores son personas que no se educaron en las universidades ni del sur ni del norte. Es decir, los dirigentes del grupo, al parecer, en su mayoría son [descendientes] de emigrantes", dijo.

    No te lo pierdas: Pyongyang califica de atentado el asalto a la Embajada norcoreana en Madrid

    La persona que probablemente es el líder de este grupo es Adrian Hong Chang, que ya tiene un historial de la lucha contra Pyongyang. Precisamente a él se le atribuye el ataque contra la Embajada de Corea del Norte en Madrid.

    Tiene 35 años y es de México. Recibió educación superior en Estados Unidos. Hong es uno de los fundadores del grupo estadounidense Liberty in North Korea (LiNK), que ayuda a los norcoreanos a huir del país.

    No obstante, los miembros de la diáspora no son los únicos integrantes del grupo: no se excluye que hay norcoreanos. Pero son pocos y en su mayoría no tienen experiencia de combate. Los que huyen de Corea del Norte en su mayoría son mujeres de 40 años que no tienen ni la educación secundaria completa, por lo cual no pueden ser la base del grupo, añadió.

    "Esto quiere decir que las personas que sirvieron en el Ejército y son aptos para usar armas están vigiladas en Corea del Norte por lo cual no están entre los migrantes, menos aún los miembros de los servicios especiales de Corea del Norte. Cualquier intento de actividades contra el Estado se reprime enseguida", subrayó.

    Es poco probable que la organización esté directamente patrocinada por algún servicio de inteligencia, pero es obvio que nadie pudo pasar por alto sus actividades, es decir, los servicios de inteligencia están al tanto de su existencia, incluidos los de Corea del Sur y de EEUU, manifestó Lankov.

    En otras palabras, grupos como este existen porque lo permiten los servicios de inteligencia extranjeros. Estos últimos no hacen nada para impedir sus actividades mientras les convenga. Pero esto necesariamente significa que estaban al tanto de sus planes. Es de esperar que no vigilaran cada una de sus operaciones porque no representan un mayor peligro par Estados Unidos.

    ¿Revolucionarios o terroristas?

    Free Joseon, siendo un grupo rebelde, no difunde la información sobre sus actividades, ni sobre la cantidad de personas que forman parte de él. Solo se sabe que unas 10 personas tomaron parte en el ataque contra la embajada en Madrid.

    El ataque contra la Embajada norcoreana en Madrid, que ocurrió el 22 de febrero, tuvo como meta socavar la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un del 27-28 de febrero porque algunos temían que Trump iba a hacer concesiones a Corea del Norte, enfatizó Lankov.

    "No me sorprendería si algunas cabezas calientes de la CIA hubiesen organizado este ataque para impedir la cumbre", indicó.

    Como consecuencia del ataque, Pyongyang calificó las acciones de los asaltantes de "ataque terrorista grave".

    Te puede interesar: El paraíso socialista: Vietnam le da una lección a Kim Jong-un

    Mientras tanto, en su sitio web Free Joseon aseveró que los acontecimientos en Madrid no fueron un ataque y que el grupo tuvo que "responder a una situación urgente" en la embajada. Según la propia organización, sus miembros fueron invitados a la embajada y no usaron armas por respeto al país anfitrión, España. Al leer el texto se hace claro que está lleno de contradicciones.

    Además, los autores del mensaje aseguraron que la acción no tuvo ninguna relación con la cumbre de Hanói. La nota en general justifica las acciones de los asaltantes e indica que las "embajadas del régimen" norcoreano son "las plataformas de lanzamiento para ciberataques, robos, asesinatos y secuestros".

    El tema de los asesinatos es muy delicado para Corea del Norte porque se acusa al Gobierno norcoreano de haber matado a Kim Jong-nam, el hermano de Kim Jong-un, en febrero de 2017. Lankov llamó la atención al hecho de que es posible que su hijo, Kim Han-sol, de 23 años, quiera la venganza por la muerte de su padre y, de esta manera, forme parte de Free Joseon.

    La organización tiene como objetivo principal el cambio de poder en Corea del Norte, pero es muy poco probable que tengan éxito, opina el experto. Es más probable que sigan recurriendo a ataques de menor escala, igual que lo hacían los terroristas irlandeses y vascos, destacó.

    "Son milicianos. Si no le gustan, puede llamarlos terroristas, si los apoya, puede llamarlos revolucionarios. Todo esto es una cuestión de gustos. De todas maneras, Free Joseon es un tipo de organización que busca alcanzar sus metas a través de la violencia", puso de relieve el entrevistado.

    En su mensaje sobre los acontecimientos en Madrid, el grupo mencionó que logró hacerse con una información que luego compartió con el FBI estadounidense. Se supone que se trata de una información criptográfica de gran importancia, dijo Lankov.

    El propio hecho de la entrega de los datos obtenidos de tal manera es incluso peor que la aparición del propio grupo rebelde, agregó.

    "Si se hicieron con los dispositivos usados para la encriptación y luego se los entregaron a los servicios especiales de EEUU, es algo fuera de lo normal. Lo más preocupante no es la aparición del grupo, sino la violación de la seguridad de las embajadas y que Washington aprovechó los frutos de aquel ataque", concluyó.

    Más: La otra cara de Corea del Norte: un lugar para la fe en pleno sistema comunista

    Etiquetas:
    Kim Han-sol, Kim Jong-nam, Kim Jong-un, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik