Widgets Magazine
En directo
    Militares indios

    La India acusa a Pakistán de desatar la histeria bélica

    © AFP 2019 / Diptendu Dutta
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 10

    NUEVA DELHI (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de la India acusó al canciller pakistaní, Shah Mahmood Qureshi, de desatar la histeria bélica con su advertencia de que Nueva Delhi supuestamente está preparando "otro acto de agresión" contra su país entre el 16 y el 20 de abril.

    "La India rechaza la declaración irresponsable y absurda del ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán cuyo objetivo claro es desatar la histeria bélica en la región. Este artilugio público parece ser un llamado a los terroristas con base en Pakistán para que emprendan un ataque terrorista contra la India", comentó este domingo el portavoz de la Cancillería india, Raveesh Kumar.

    El diplomático reafirmó que "Pakistán debe tomar medidas creíbles e irreversibles contra el terrorismo que opera desde los territorios bajo su control en lugar de hacer declaraciones histéricas para ofuscar el problema central que azota a nuestra región, el terrorismo transfronterizo".

    También dejó claro que "la India se reserva el derecho de responder con firmeza y decisión a cualquier ataque terrorista transfronterizo".

    Las relaciones entre Islamabad y Nueva Delhi se agravaron después de que un terrorista suicida atacara el 14 de febrero un convoy policial en Pulwama, en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

    Fotos: La India y Pakistán, al borde de una guerra

    El atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM) cuyo jefe, Masood Azhar, se encuentra en Pakistán, según confirmó en una entrevista reciente con la CNN el canciller pakistaní.

    La India acusó nuevamente a Pakistán de patrocinar grupos terroristas en la disputada región de Cachemira, donde no existe una frontera sino la llamada Línea de Control entre los dos Estados, pero Islamabad rechazó la acusación por "infundada" y propuso a Nueva Delhi investigar conjuntamente el ataque, que volvió a llevar a la región al borde de un conflicto armado.

    El 26 de febrero, la India bombardeó desde el aire las supuestas bases de JeM en territorio pakistaní, entre ellas un campo de entrenamiento en Balakot, matando supuestamente a un gran número de yihadistas, de 200 a 350, según diversos medios indios.

    Nueva Delhi precisó que era una "acción no militar preventiva" y "absolutamente necesaria" debido a la información de que el grupo estaba tramando más ataques.

    También: 'Alerta roja': cómo dos potencias llegaron al borde de un apocalipsis nuclear

    Pakistán aseguró que su Fuerza Aérea ahuyentó a los aviones intrusos, que lanzaron sus municiones sin causar víctimas ni daños, pero al día siguiente respondió a la incursión con otro ataque aéreo transfronterizo, para demostrar su capacidad de autodefensa.

    El enfrentamiento aéreo, el primero desde la guerra indo-pakistaní de 1971, derivó en el derribo de un MiG-21 de la Fuerza Aérea India cuyo piloto fue capturado por los pakistaníes.

    También Nueva Delhi afirma haber abatido un F-16 pakistaní el miércoles, pero Islamabad niega haber utilizado estos aviones de combate en el ataque.

    El 1 de marzo, Pakistán entregó al piloto cautivo a la India en "un gesto de paz" dirigido a distender la situación.

    Etiquetas:
    Pakistán, la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik