Widgets Magazine
17:41 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Isla disputada de Senkaku

    Japón crea mando de emergencia tras acusar a China de violar sus aguas territoriales

    © AP Photo / Xinhua
    Asia y Oceanía
    URL corto
    157
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — Un mando de emergencia fue creado en la oficina del primer ministro de Japón después de que un barco patrullero chino invadiera las aguas territoriales japonesas en la zona de las islas disputadas Senkaku en el mar de China Oriental, informó la televisión NHK.

    Según el medio, cuatro barcos patrulleros de China se acercaron a las aguas territoriales de Japón, y uno de ellos, supuestamente, ingresó en la zona japonesa cerca de las islas Senkaku, las que China llama Diaoyu y considera suyas.

    El mando deberá recopilar información sobre el incidente y monitorear la situación posterior.

    Tokio y Pekín mantienen la disputa por estas islas desde la década de 1970.

    Japón aduce que las cinco islas forman parte de su territorio desde 1895 y que antes no pertenecieron a nadie, pero Pekín responde que en los mapas japoneses de 1783 y 1785 el archipiélago es identificado como territorio chino y que había pertenecido al Imperio Chino desde hace 600 años.

    El archipiélago, con una extensión de apenas seis kilómetros cuadrados, permaneció después de la II Guerra Mundial bajo el control de EEUU, que lo transfirió a Japón en 1972.

    Tokio atribuye las reclamaciones chinas al descubrimiento de importantes reservas de hidrocarburos en la zona en los años 70.

    También: Pekín insta a Tokio a no minar la paz en el mar del Sur de China

    El año pasado, Japón y China acordaron lanzar un mecanismo de prevención de incidentes en el mar de China Oriental, lo que implicaría crear a partir del 8 de junio un sistema de comunicación de emergencia para evitar choques armados accidentales en el aire y en el mar. 

    Etiquetas:
    disputa marítima, Senkaku (Diaoyu), Japón, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik