Widgets Magazine
08:49 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Pyongyang, capital de Corea del Norte

    "Una 'revolución de color' ya está sucediendo en Corea del Norte"

    © REUTERS/ KCNA
    Asia y Oceanía
    URL corto
    4662
    Síguenos en

    A lo largo de los siete años que Kim Jong-un lleva en el poder, Pyongyang logró hacer un gran avance económico. Un experto surcoreano explica que este éxito se debe tanto a la los esfuerzos de sus ciudadanos como a "la silenciosa reforma administrativa" que llevó a cabo el líder del país.

    "Para activar la economía del mercado, Kim Jong-un minimizó el papel de la planificación, y las entidades recibieron un estímulo para aumentar sus ganancias comprando materia prima más barata y vendiendo productos más caros", explicó a Sputnik Park Jong Chol, investigador de la Universidad Nacional surcoreana de Gyeongsang.

    En particular, el nuevo sistema de administración hizo posible la "revolución del transporte" en Corea del Norte. Es decir, aumentó el número de automóviles, motocicletas, taxis y camiones, además de generar nuevas rutas de transporte público.

    Además, las sanciones estadounidenses hicieron que Pyongyang estudiara la experiencia alemana y japonesa en el ámbito de la carboquímica. Así el país pudo recompensar parcialmente la falta de petróleo y fertilizantes minerales, lo que le permitió también incrementar la producción de los cereales.

    A su vez, el fortalecimiento de la agricultura y ganadería impulsó la aparición de restaurantes y garantizó el crecimiento de los ingresos de los ciudadanos.

    Te puede interesar: 'Hecho en Corea del Norte': cómo son las tiendas en el país asiático (fotos)

    Entre los ámbitos que experimentaron ascenso, Park Jong Chol destaca el energético: a lo largo de estos siete años se construyeron alrededor de cien centrales termoeléctricas e hidroeléctricas. Al mismo tiempo, la demanda de electricidad crece, ya que la necesitan tanto urbanizaciones nuevas como los sectores de producción y de servicio.

    "Una 'revolución de color' ya está sucediendo en Corea del Norte. No obstante, no se trata de la democratización —como esto suele entenderse en Occidente—, sino que se trata del uso de colores brillantes en los edificios y en la ropa", bromeó el interlocutor de Sputnik.

    El especialista observó que durante el mandato de Kim Jong-il, el padre del líder actual, el color predominante era el gris. En cambio, actualmente la vida en el país 'se tiñe' de colores más alegres.

    No te lo pierdas: 'Made in DPR Korea': la verdad detrás de los milagros tecnológicos norcoreanos (fotos)

    Etiquetas:
    avances, economía, Kim Jong-un, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik