01:26 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Las banderas de China y las Filipinas

    Filipinas cae en los brazos de China

    © REUTERS / Thomas Peter
    Asia y Oceanía
    URL corto
    2221

    El uso conjunto de los recursos naturales del mar del Sur de China y la realización de proyectos de infraestructura en Filipinas serán los principales temas de discusión durante la primera visita del mandatario chino Xi Jinping a Manila.

    La mayoría de los expertos coincide en que la visita, que tendrá lugar el 20 y 21 de noviembre, podría marcar el comienzo de una 'era dorada' en las relaciones entre China y Filipinas, uno de los países de mayor importancia estratégica en la región.

    El líder chino llegará a Filipinas pocos días después del fin de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Papúa Nueva Guinea. Es la primera vez que una cumbre de la APEC concluye sin una declaración final.

    Esto se explica por las contradicciones que hubo entre EEUU y China. Precisamente esta oposición entre las dos potencias dio una buena razón a los demás Estados de la región para considerar las consecuencias negativas que podría acarrear una colisión de intereses estratégicos de China y EEUU.

    Es en este contexto donde ganan peso los acuerdos bilaterales entre los países del Sudeste Asiático con China, opina Elena Fomicheva, especialista en asuntos orientales de la Academia de Ciencias de Rusia.

    Tema relacionado: ¿Está China creando una nueva alianza contra EEUU?

    Según comentó a Sputnik, actualmente China está ganando más puntos en el Indo-Pacífico porque tiene propuestas económicas concretas para el desarrollo de los países de la región. Un ejemplo de ello es la Ruta de la Seda, tanto en su versión terrestre como marítima.

    "Mientras tanto, los intentos de EEUU de dictar las condiciones que solo les convienen a ellos son percibidos con mucha cautela en la región", dijo.

    De acuerdo con la experta, eso le da ventajas a China en su diplomacia bilateral que complementa los acuerdos pactados en las múltiples plataformas de negociación que existen en le región, tales como la APEC y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

    Así, a pesar de haber una disputa entre Pekín y Manila sobre la pertenencia de varias islas del mar del Sur de China, el gigante asiático consideró que es posible organizar un encuentro al nivel más alto. Al parecer, tienen algo bueno que ofrecer, agregó Fomicheva.

    En la víspera de su visita a Filipinas, el mandatario chino señaló en un artículo enviado al diario Philipinne Star que quiere hacer "que el mar del Sur de China sea un mar de paz, amistad y cooperación".

    Esto podría ser una señal de la disposición a firmar un convenio marco sobre un uso conjunto de los hidrocarburos del mar del Sur de China. En Filipinas hay una fuerte oposición a este proyecto, pero la palabra de Rodrigo Duterte será decisiva en los acuerdos con China.

    Más: Filipinas, ¿más con China o con EEUU?

    Además, según relató a Sputnik el experto del Instituto Chino de Problemas Internacionales, Shen Shishun, fue precisamente durante el Gobierno de Duterte cuando las dos partes reanudaron el diálogo.

    "Duterte entiende perfectamente que las discrepancias existentes entre los dos países no deben afectar la cooperación internacional en general. Los dos mandatarios llegaron a un consenso en este aspecto", explicó el experto chino.

    El presidente filipino también hace uso de todos los medios y plataformas disponibles para entablar contactos con el mandatario chino. Por lo cual, se puede decir que los dos países comenzaron una cooperación normal y pragmática en temas del mar de Sur de China, agregó.

    Shishun destacó que después de que Duterte llegara al poder hubo una tendencia estable y rápida en el desarrollo de relaciones bilaterales. Además, la cooperación entre Pekín y Manila en el ámbito del mar del Sur de China también es un buen ejemplo para los demás países de la región.

    Por lo cual, la visita del mandatario chino podría elevar las relaciones entre China y Filipinas a un nuevo nivel, y es algo que los dos países esperan con impaciencia, concluyó el experto chino.

    También: 'Es una realidad': el mar de China Meridional está ahora en 'manos de Pekín'

    Al fin y al cabo, en los dos años que Duterte estuvo al mando, China se convirtió en el mayor socio económico de Filipinas: es su mayor mercado de exportaciones y su principal fuente de importaciones.

    Se pronostica que la visita de Xi Jinping hará que la cooperación entre los dos Estados avance aún más con la ayuda de importantes inversiones y préstamos chinos.

    Así, el plan de desarrollo económico de Duterte se basa en 75 grandes proyectos, la mitad de ellos será realizada con inversiones y prestamos de China. En particular, durante la visita se le dará la luz verde a tres importantes proyectos de infraestructura en Filipinas.

    Según comentaron los funcionarios filipinos, las negociaciones con China mostraron las ventajas de las propuestas de los inversores chinos en comparación con los demás. Entre estas ventajas figuran una tasa de interés baja y el consentimiento de emplear los recursos locales para la ejecución de proyectos.

    Además: Mar del Sur, la puerta de entrada para la conquista de la región Asia-Pacífico

    En 2016, Rodrigo Duterte consiguió en Pekín 24.000 millones de dólares en inversiones y compromisos de construcción de infraestructuras por parte de China.

    Se desconoce cuánto 'pesará' el nuevo paquete económico, pero cabe destacar que las inversiones directas de China crecieron hasta los 181 millones de dólares en los primeros ocho meses de 2018.

    El total de las inversiones hechas en 2017 había sido de tan solo 28,8 millones de dólares, según los datos del Banco Central de las Filipinas.

    Relacionado: Filipinas recaba de China promesas de ayuda e inversión por miles de millones de dólares

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    infraestructuras, diplomacia, economía, estrategia, relaciones, APEC, Rodrigo Duterte, Xi Jinping, Mar del Sur de China, EEUU, Filipinas, China