En directo
    La policía en el lugar de la exploción en Surabaya

    La Policía indonesia eleva el número de muertos y heridos en explosiones en Surabaya

    © REUTERS / Moch Asim
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 01

    MOSCÚ (Sputnik) — Once personas fallecieron y más de 40 resultaron heridas en una una serie de ataques con explosivos contra tres iglesias de Surabaya, en la provincia indonesia de Java Oriental, según el último balance proporcionado por la policía.

    "Tenemos por lo menos 11 muertos y 41 heridos", dijo el portavoz de la policía local, Frans Barung Mangera, al diario The Jakarta Globe.

    Más temprano se informó de nueve víctimas mortales y 40 heridos.

    La primera explosión tuvo lugar antes de la segunda misa matutina en la Iglesia de Santa María Inmaculada.

    Le siguieron dos más, una en la Iglesia Cristiana de Diponegoro, y la otra, en la Iglesia Pentecostal de Surabaya.

    Los heridos están siendo tratados en varios hospitales de la ciudad, la segunda más grande de Indonesia

    El guardia de la Iglesia de Santa María dijo haber visto a una mujer sospechosa que, junto con dos hijos, se aproximó al recinto con dos bolsas e intentó abrirse paso antes de que se produjera una explosión, pero la policía rehusó por el momento confirmar esa pista.

    "Se están explorando todas las hipótesis", dijo Mangera.

    Después de las explosiones, la policía ordenó el cierre de todas las iglesias de Surabaya mientras continúa la investigación.

    Más: La Policía indonesia detiene a tres sospechosos de terrorismo en Java Oriental

    Por su parte, la Comunión de Iglesias de Indonesia (PGI) llamó a los feligreses a mantener la calma.

    "No debemos tener miedo frente a las amenazas terroristas. Debemos dejarlo en manos del gobierno ", dice el comunicado, citado por el diario The Jakarta Post. 

    El autoproclamado Estado Islámico (Daesh, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países) reclamó la autoría de los ataques de Surabaya a través de su plataforma mediática.

    El presidente de Indonesia, Joko Widodo, y el jefe de la Policía Nacional, general Tito Karnavian, se trasladaron a Surabaya varias horas después de los ataques. 

    Widodo calificó los atentados como "verdadera barbarie", al señalar que entre las víctimas hay miembros de la comunidad, agentes de policía e incluso niños.

    "Vamos a destruir la base del perpetrador y sus partidarios. El terrorismo es el enemigo de todas las religiones", manifestó el mandatario durante un acto público en Surabaya.

    Además:

    Policía de Indonesia elimina a tres presuntos terroristas durante una redada
    Etiquetas:
    explosiones, iglesias, víctimas, Indonesia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik