20:27 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    El Consejero de Estado chino, Wang Yi, se reúne con el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe

    El gigante asiático da un salto inesperado en la guerra comercial con EEUU

    © REUTERS / Toru Hanai
    Asia y Oceanía
    URL corto
    4661

    China abrirá a Japón sus mercados financieros y de inversiones y le dará un empujón a la cooperación bancaria con la isla. La decisión de Pekín de acercarse a la tercera potencia mundial se escenificó durante la visita a Tokio del primer ministro chino, Li Keqiang, entre los día 8 y 11 de mayo.

    Ambos países dejaron sus diferencias históricas a un lado durante la cumbre entre el 'premier' chino y su homólogo nipón, Shinzo Abe. Y eso que no se producía una reunión entre ambos ministros desde mayo de 2011. Han tenido que pasar siete años y que cundiera el temor a una guerra comercial para que Tokio y Pekín se pusieran de acuerdo, al menos, en cómo arrimar el hombro ante las sanciones del presidente estadounidense, Donald Trump.

    Keqiang anunció en la capital nipona que esa cooperación económica y financiera entre ambos países se reforzará, primero, permitiendo a los inversores japoneses sacar tajada de los mercados 'offshore' de renminbis —Hong Kong y Macao—, la denominación oficial del yuan en los mercados financieros. La idea, ha explicado Keqiang, es que se ponga a disposición de estos inversores 200.000 millones de yuanes —31.400 millones de dólares—.

    A ese paso le seguirá un segundo: abrir un banco en Tokio que gestione cuentas de compensación monetarias, que no son más que cuentas con montos a la espera de ser transferidos a terceras cuentas.

    La cooperación económica y monetaria también se verá reforzada con la promesa de ambos países de desencallar las conversaciones necesarias para alcanzar un acuerdo que estabilice el cambio entre yuanes y yenes; uno a medida que satisfaga las necesidades —y los intereses— de las divisas de las dos naciones.

    Esto te puede interesar: Pekín sugiere a Tokio y Seúl hacer un frente común contra el proteccionismo

    "En 2002, China y Japón ya firmaron un acuerdo de este tipo. Sin embargo, tras el cambio de Gobierno en Japón de 2013, las disputas territoriales empeoraron y la idea de prorrogar el contrato se guardó en el fondo del cajón", recuerda a Sputnik Chen Fengying, analista del Centro de Investigación Económica del Instituto Chino de Relaciones Internacionales. Chen Fengying añade que el escenario ahora es otro y que, a la luz de la multilateralidad de las finanzas internacionales, se hace más urgente que nunca evitar la volatilidad cambiaria entre ambos países. "Garantizará que los intereses de uno y otro estén protegidos", resume.

    Chen Fengying subraya que el acuerdo será capaz de calmar las aguas revueltas de la rivalidad que tanto China como Japón mantienen entre sí.

    El director del Centro de Investigación Financiera del Instituto de Economía y Política Internacional de la Academia China de Ciencias Sociales, Liu Dongming, añade a Sputnik que, si se acaba firmando un acuerdo que ate al yuan y al yen a la estabilidad cambiaria, habrá consecuencias positivas que se percibirán en toda Asia y no solo en China y en Japón. Liu Dongming pone en valor "lo positivo que resulta" que las economías de los países vayan de la mano "para proteger la estabilidad económica en Asia".

    Te puede interesar: "A China no le va a interesar jamás que Japón tengas Fuerzas Armadas"

    Sin embargo, reconoce que la última palabra la tendrá el mercado, y no Tokio o Pekín.

    "Solo el mercado reflejará las exigencias entre ambas divisas en los sistemas financieros de los dos países. En este sentido, tanto China como Japón tienen todavía mucho trabajo por delante. China tiene pendiente reformar y abrir más su sistema financiero. Solo entonces las empresas y el sistema financiero nipón tendrán ganas de utilizar el yuan en sus transacciones comerciales y de invertir en el mercado chino", advierte.

    Todavía está por ver si Tokio y Pekín volverán a encallar en sus disputas territoriales. La pertenencia o no de las islas Senkaku a China podría ser una piedra en el camino de la cooperación económica. La cuestión ya fue suficiente en el pasado para meter en el congelador las relaciones bilaterales, si bien es cierto que esta vez se ha conseguido, con la cumbre de tres días en Tokio, dar un paso que hasta ahora no se había dado, destaca Koukichiro Mio, economista del Departamento de Investigación Económica de la aseguradora Nippon Life.

    "Problemas para los que se esperaba una solución, ahora por fin se irán solucionando poco a poco", augura Koukichiro Mio.

    Tema relacionado: ¿A por las Kuriles? La Fuerza Aérea de EEUU envía refuerzos a Japón

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Trump anuncia la retirada de EEUU del pacto nuclear con Irán
    Francia considera inaceptable la extraterritorialidad de las sanciones de EEUU contra Irán
    Una popular marca de celulares dejará de venderse en EEUU
    Etiquetas:
    sanciones, yen, yuan, dólar, Shinzo Abe, Li Keqiang, Japón, China, EEUU