En directo
    Autobus eléctrico BYD

    La megápolis china de Shenzhen se pasa totalmente al transporte público eléctrico

    CC BY-SA 2.0 / Singapore Buses / BYD Nearside Photo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 70

    A finales de 2017 la comisión de transporte municipal de Shenzhen anunció que había completado la transición del 100% de su flota a autobuses eléctricos, reseña el portal GAS2 con referencia al medio EyeShenzhen.

    La ciudad cuenta con 16.359 autobuses eléctricos, una cifra impresionante que equivalente a la suma de las flotas de buses de Nueva York, el condado de Los Ángeles, Nueva Jersey, los suburbios de Chicago y Toronto.

    Esto no sorprende tanto si se tiene en cuenta el tamaño y las prioridades de infraestructura de los Estados Unidos y China, pero de todos modos sigue siendo una diferencia notable, considera el medio.

    Shenzhen es una megápolis tecnológica de más de 12 millones de habitantes, considerada el 'Silicon Valley de China', ya que alberga a muchas grandes compañías de internet y startups, incluyendo una fábrica de los propios vehículos eléctricos.

    Vea también: París prohibirá los vehículos a diésel y a gasolina a partir de 2030… y no está sola

    Desde 2009, Shenzhen había sido elegida para ser una de 13 ciudades que participarían en un programa piloto de vehículos de nueva energía y desde entonces las autoridades chinas han puesto gran empeño en lograrlo.

    En el año 2017, Shenzhen proporcionó subsidios para autobuses eléctricos e instalaciones de carga por el equivalente a $490 millones.

    La inversión en autobuses eléctricos tuvo que combinarse con una infraestructura adecuada. Actualmente, Shenzhen tiene 510 estaciones para los autobuses, que tienen un total combinado de 8,000 puntos de carga, por lo que pueden cargar un poco menos de la mitad de la flota a la vez.

    Se estima que los autobuses eléctricos permiten ahorrar un 72,9% más de energía que los autobuses diesel actuales, lo que significa que la flota de autobuses de Shenzhen utilizará unas 345.000 toneladas menos de combustible por año y reducirá las emisiones de dióxido de carbono en 1,35 millones de toneladas anuales.

    Por su parte, la flota de taxis eléctricos ahorrará unas 116,000 toneladas de combustible y emitirá 453.913 toneladas de dióxido de carbono menos en ese mismo lapso.

    Sin embargo, aunque esta flota de autobuses eléctricos es enorme, es solo parte de un esfuerzo a nivel de toda China, recuerda el artículo. Aunque Shenzhen es la primera gran ciudad en declarar la misión cumplida, en 2018-2020 otras ciudades de ese país asiático alcanzarán el mismo resultado, concluye.

    Además:

    Cuenta atrás: Moscú prevé deshacerse de los autobuses de combustible para 2021
    Vídeo: sorprendente récord mundial de un autobús eléctrico
    La prueba definitiva: el grupo GAZ ensaya un electrobús en Siberia
    Volgabus presenta su nuevo autobús eléctrico (foto)
    Demasiado de alta gama: Alemania retira Tesla de la lista de los carros subvencionados
    Etiquetas:
    vehículos eléctricos, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik