05:00 GMT +320 Febrero 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    Habrá guerra con Corea del Norte en 2018 si Estados Unidos la empieza

    © REUTERS/ Jonathan Ernst
    Asia y Oceanía
    URL corto
    1139

    El 2018 será el año de la guerra en la península coreana… si Estados Unidos la empieza. La mayoría de los medios de comunicación tiende a señalar que el conflicto es inevitable, pero desde The National Interest aseguran que, de estallar, será porque una persona concreta ha tirado la primera piedra: Donald Trump.

    "La guerra en el noreste de Asia será una guerra opcional, no una fruto de la necesidad. Será la consecuencia de la creencia errónea por parte de la Administración Trump de que Estados Unidos no puede de ninguna de las maneras vivir con una Corea del Norte que tiene armas nucleares", dice Robert Kelly, profesor de relaciones internacionales en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Pusan (Corea del Sur).

    Estados Unidos es la única potencia dispuesta a tirar la primera piedra porque es, de entre todos los países con intereses en la región asiática, la nación a la que menos le importa el 'statu quo'. De hecho, apunta, el país está más interesado en la reunificación de las dos Coreas que la propia Corea del Sur, que ha acabado por acostumbrarse a vivir con su vecino del norte, al menos, por ahora.

    "Ni Japón ni China han dicho ni una palabra sobre usar la fuerza para evitar que Corea del Norte siga con su programa nuclear. Solo Estados Unidos".

    Quizás, apunta, los hechos son los que son porque los costes de un conflicto armado en la región pacífica son inferiores para Estados Unidos que para el resto. Si bien es cierto que el país tiene intereses no solo en el continente americano —al otro lado del mundo— y también lo es que en el noreste de Asia reside medio millón de estadounidenses y no pocas empresas del país tienen allí sus negocios, Estados Unidos "sigue estando geográfica y culturalmente lejos del meollo".

    Lea más: Las razones reales que persigue EEUU con respecto a Corea del Norte

    Pero tampoco excluye que sea Estados Unidos quien inicie el conflicto por la forma de ser de su presidente. "Está claro que a Trump le encanta fanfarronear y pavonearse", recuerda Kelly.

    El resto de los países con voz en el conflicto sí se muestran mucho menos beligerantes con Pyongyang y se están haciendo a la idea de las nuevas capacidades de la nación juche. Y eso a pesar de que no deja de resultar incómodo para el resto que el país posea armas nucleares, entre otras cosas, dada su poca experiencia con este tipo de armamento y los riesgos para la seguridad regional que ello implica —Kelly recuerda lo que pasó en Chernóbil—.

    Pese a ello, las consecuencias y los riesgos de un ataque estadounidense se consideran, en general, mayores. Para Kelly, un ataque norteamericano sobre Corea del Norte que busque demostrar a Kim Jong-un que Washington va en serio es comparable en gravedad a la incomodidad de una Corea del Norte nuclear. Un hecho que no se le escapa al resto de potencias.

    Lea más: EEUU y Corea del Sur 'se infiltran' en Corea del Norte (fotos)

    "Todos los países de la región son lo que los expertos en relaciones internacionales llaman 'poderes de statu quo'. China, Rusia, Japón y las Coreas no están preparados para tener que lidiar con los costes que supondría modificar el 'statu quo' territorial (…) El este de Asia ha evitado los conflictos armados durante casi 40 años, tras la intervención china en Vietnam de 1979", recuerda.

    Eso no significa que las potencias de la zona no atesoren sus propios intereses y no deseen que haya cambios en la región. Por ejemplo, es probable que China busque fortalecer su dominio o que a Japón no le importase para nada finiquitar a su favor los conflictos territoriales que mantiene con ciertas potencias. Además, tanto en la constitución de Corea del Norte como en la de Corea del Sur se reivindica la soberanía sobre el territorio del otro. Pero una vez más esos intereses no valen una guerra.

    Durante décadas el conflicto entre las dos Coreas se ha conseguido evitar y así debería seguir siendo a pesar de la nuclearización de Pyongyang. Nadie ha demostrado que esté en serio dispuesto a iniciar una guerra… a excepción de Estados Unidos, concluye.

    Además:

    Trump advierte a Kim Jong-un de que tiene un botón nuclear más potente
    Kim Jong-un ordena reabrir canal de comunicación fronterizo con Corea del Sur
    Etiquetas:
    conflicto armado, amenaza nuclear, Kim Jong-un, Donald Trump, EEUU, China, Japón, Rusia, Corea del Sur, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik