Widgets Magazine
07:12 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Estatua de una mujer de confort en frente de la embajada de Japón en Seúl (Archivo)

    Seúl: el acuerdo de 2015 con Tokio no resuelve el problema de esclavas sexuales

    © REUTERS / Ahn Eun-na
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, afirmó que el acuerdo de 2015 con Japón no resuelve la antigua disputa sobre las indemnizaciones a coreanas obligadas a prostituirse en burdeles militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

    "Se ha confirmado que las negociaciones de 2015 sobre el problema de las mujeres de consuelo entre Corea del Sur y Japón fueron muy deficientes en cuanto al contenido y el procedimiento… Es lamentable, pero es algo que no podemos obviar", señaló Moon, citado por la agencia Yonhap.

    Según el mandatario, "fue un acuerdo político que excluyó a las propias víctimas y a los ciudadanos".

    "Como presidente, quiero dejar claro una vez más que el problema de las mujeres de compañía no puede resolverse mediante ese acuerdo", subrayó.

    El presidente Moon hizo esta declaración un día después de que un equipo del Ministerio de Exteriores surcoreano, encargado de evaluar el acuerdo, revelara tras cinco meses de trabajo que la administración anterior había mantenido una parte del pacto en secreto, supuestamente para evitar críticas a las concesiones hechas a Tokio.

    Según el periódico japonés Asahi, el gobierno de Park Geun-hye se comprometió a evitar el término de 'esclavas sexuales' en relación con esas mujeres, no apoyar la instalación de monumentos en homenaje a ellas y convencer a una ONG de que retirara una estatua ya colocada frente a la embajada japonesa en Seúl.

    Más aquí: Seúl crea un equipo que revisará el acuerdo con Tokio sobre las esclavas sexuales

    Moon Jae-in resaltó que lo más importante en asuntos históricos es la "verdad", pero al mismo tiempo manifestó su deseo de separar las disputas del pasado de los esfuerzos actuales para potenciar la cooperación con Japón, un socio clave ante la amenaza nuclear y de misiles que emana de Corea del Norte.

    "Independientemente de la resolución del problema histórico, intentaré al mismo tiempo restaurar las relaciones diplomáticas normales para la cooperación futura entre Corea del Sur y Japón", aseguró.

    El Imperio de Japón ocupó la península de Corea de 1940 a 1945. Unas 200.000 asiáticas, en su mayoría coreanas, fueron explotadas como esclavas en burdeles militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

    Hoy en día, quedan unas cuantas decenas de supervivientes confirmadas de aquella tragedia.

    A finales de 2015, Japón se comprometió a asignar un billón de yenes, o unos nueve millones de dólares, para "curar las heridas y restaurar la dignidad" de estas víctimas, pero congeló la transferencia después de que una ONG erigiera frente a la embajada nipona en Seúl un monumento a las llamadas "mujeres de compañía".

    En enero pasado, Japón retiró por un tiempo a su embajador en Corea del Sur después que una estatua similar se instalara delante del consulado japonés en Busan.

    Además:

    El oscuro mercado de esclavas sexuales de Daesh
    'Harén cubano': 40 bailarinas fueron víctimas de la esclavitud sexual en Turquía
    La ONU: se debe erradicar la "abominable práctica" de trata de personas
    Casi 200 canales de trata de mujeres desmantelados en Rusia en 2016
    Etiquetas:
    esclavitud sexual, Moon Jae-in, Corea del Sur, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik