Widgets Magazine
En directo
    El Papa Francisco y la Consejera de Estado de Birmania, Aung San Suu Kyi

    El Papa insta a la dirigente birmana a respetar los derechos humanos en el país

    © REUTERS / Osservatore Romano/Handout
    Asia y Oceanía
    URL corto
    El conflicto de los rohinyás en Birmania (103)
    0 0 0

    MOSCÚ (Sputnik) — El papa Francisco sostuvo un encuentro con la consejera de Estado birmana Aung San Suu Kyi, máxima responsable civil del país, en el que llamó a construir la paz y respetar los derechos humanos.

    "El difícil proceso de construir la paz y la reconciliación nacional solo puede avanzar a través del compromiso con la justicia y el respeto de los derechos humanos", dijo el pontífice.

    Según el Papa, "la sabiduría de los antiguos ha definido la justicia como la voluntad de reconocer a cada uno lo que le es debido, mientras que los antiguos profetas la consideraban como la base de una paz verdadera y duradera".

    Se trata de la segunda reunión que sostiene el Papa con Aung San Suu Kyi este año, tras un encuentro en el Vaticano en mayo, cuando la Santa Sede restableció sus relaciones con Birmania.

    Después de la cita con la dirigente de Birmania, el pontífice se reunió con 17 líderes religiosos del país, entre ellos budistas, islámicos, hindúes, judíos, católicos y cristianos, a quienes también llamó a construir la paz.

    "Construyan la paz, no se dejen igualar por la colonización de culturas, la verdadera armonía divina se hace a través de las diferencias", subrayó Francisco, agregando que "son una riqueza para la Paz".

    El Papa destacó que "las religiones pueden jugar un papel importante en la cicatrización de heridas emocionales, espirituales y psicológicas de todos los que han sufrido en estos años de conflicto", y además contribuir "a erradicar las causas del conflicto, a construir puentes de diálogo, a buscar la justicia y ser una voz profética en favor de los que sufren".

    "En este tiempo que nos toca vivir, experimentamos una tendencia mundial hacia la uniformidad, a hacer todo igual, eso es matar la humanidad", insistió el pontífice.

    El estado de Rakáin, en Birmania, es actualmente el epicentro de la crisis humanitaria de los rohinyás musulmanes, una minoría a la que el Estado birmano considera apátrida.

    Le puede interesar: Limpieza étnica de rohinyás favorecerá al yihadismo de Al Qaeda y el Daesh

    La crisis se desató a finales de agosto después de que el grupo insurgente Ejército para la Salvación Rohinyá de Arakán (considerado terrorista por el Gobierno birmano) atacara varios puestos policiales y cuarteles militares en ese estado.

    En respuesta el Ejército de Birmania inició una operación militar, que los defensores de derechos humanos califican de genocidio.

    En su informe del 16 de noviembre, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estimó en 833.000 el número de refugiados rohinyás en el distrito bangladesí de Cox's Bazar, incluyendo unos 620.000 que escaparon de Birmania desde el 25 de agosto.

    La cifra de personas que necesitan asistencia es de 1,2 millones, según la OIM.

    Tema:
    El conflicto de los rohinyás en Birmania (103)

    Además:

    ACNUR resalta que retorno de rohinyás a Birmania debe ser voluntario y seguro
    Bangladés y Birmania firman acuerdo para el retorno de refugiados rohinyás
    EEUU califica violencia contra minoría rohinyá en Birmania de "limpieza étnica"
    Japón aportará 18,6 millones de dólares en ayuda a refugiados rohinyás en Bangladés
    Etiquetas:
    derechos humanos, rohinyás, crisis, reunión, Aung San Suu Kyi, Papa Francisco, Vaticano, Birmania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik