10:04 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    Una reunión del Partido del Trabajo de Corea (imagen referencial)

    ¿Cómo sería una solución 'realista' al problema norcoreano?

    © REUTERS / KCNA
    Asia y Oceanía
    URL corto
    11111

    Washington considera que Corea del Norte representa un peligro para su seguridad. Sin embargo, Pyongyang amenaza a Estados Unidos solo porque este último injiere en el conflicto entre las dos Coreas, opina el columnista Doug Bandow en su artículo para The National Interest.

    La República Popular Democrática de Corea (RPDC) —el nombre oficial de Corea del Norte— considera que las armas atómicas son la mejor herramienta para la supervivencia de su sistema vigente.

    Bandow recordó que durante su última visita a Pyongyang el verano pasado, los funcionarios gubernamentales norcoreanos apuntaron que la política de Washington era "hostil" y recurría a las "amenazas nucleares".

    "Las autoridades de Corea del Norte toman en consideración el 'entusiasmo' de Estados Unidos por el cambio de poder en su país: citan como ejemplo países como Afganistán, Irak y, sobre todo, Libia, cuyo líder —Muamar Gadafi— que acordó la suspensión de su programa nuclear y de misiles, pero fue derrocado solo varios años después por sus 'nuevos amigos'", agregó.

    El columnista destacó que los riesgos para Washington aumentarían mientras Pyongyang se hiciera con la capacidad confiable de realizar un ataque de represalia contra el territorio continental de Estados Unidos. Bandow enfatizó que un 'ataque preventivo' contra Corea del Norte solo resultaría en una guerra horrenda y sin cuartel.

    El autor describió que en este caso los soldados estadounidenses morirían en batalla, mientras la República de Corea —nombre oficial de Corea del Sur— sufriría daños y bajas significativas. Los norcoreanos, por su parte, también morirían en cantidades enormes, añadió.

    Una difícil decisión

    Para salir de esta situación en la que Corea del Norte está hoy en día, Kim Jong-un necesita recurrir al uso del poder del mercado, declaró el experto. No obstante, las tendencias liberales en la economía pueden afectar a la estabilidad del sistema actual, reconoció el columnista.

    Bandow admitió que es posible que Kim Jong-un reconozca tarde o temprano que el espíritu empresarial es importante para el dinamismo económico. Luego, el líder norcoreano tendrá que elegir entre el desarrollo económico y el control político, o al menos, hacer concesiones en este respecto.

    Ciertas reformas liberales ya contribuyeron al crecimiento del bienestar, sobre todo en Pyongyang, y el líder norcoreano puede reconocer la utilidad de este enfoque, de reducirse la 'amenaza externa'.

    Lea también: "La guerra en Corea comenzará después de los Juegos Olímpicos"

    Por otro lado, los pasos encaminados a reducir la paranoia acerca del 'régimen de los Kim' a su vez pueden eliminar la necesidad de una dura presión sobre el sistema norcoreano.

    En este sentido, si el Gobierno actual de Pyongyang empieza a entender que la amenaza para su existencia está desapareciendo, entonces la situación puede mejorar considerablemente, de ahí que el 'problema norcoreano' pueda ser resuelto.

    La capacidad de otros países de influir sobre la política norcoreana ya es muy limitada. Las negativas a negociar con Pyongyang solo aumentarían su sensación de amenaza y no contribuirían nada a la solución.

    No se lo pierda: El 'imperio subterráneo' de Corea del Norte que dificultará cualquier invasión

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Fin de la tregua coreana? Estas son las cinco armas que EEUU podría usar en el conflicto
    Lo que temen en EEUU de Corea del Norte durante la visita de Trump a Asia
    Trump: Corea del Norte es un "infierno", pero EEUU tiene la solución
    Etiquetas:
    conflicto, Corea del Norte, EEUU