En directo
    Refugiados rohinyás (archivo)

    La India, firme en su decisión de deportar a migrantes rohinyás pese a la presión internacional

    © REUTERS / Mohammad Ponir Hossain
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 10

    NUEVA DELHI (Sputnik) — La India trabajará para deportar a migrantes rohinyás de Birmania a pesar de la presión internacional, declaró el ministro estatal del Interior indio, Hansraj Gangaram Ahir.

    "No es de interés nacional dejarles estar aquí, el Gobierno no cederá ante ningún tipo de presión", dijo Ahir citado por la agencia IANS.

    Ahir afirmó que los migrantes rohinyás pueden tener "ciertos vínculos" con los grupos terroristas, pero no precisó si las autoridades tienen pruebas.

    "Pueden mantener ciertos lazos, por eso decimos estas cosas, el Gobierno considera que (los migrantes) representan una amenaza", aseveró.

    Recordó que las autoridades anteriores de la India permitieron a los rohinyás entrar en el país "en pequeño número" y afirmó que "ahora el Gobierno decidió no dejarles aquí".

    "Explico, no son indios, son migrantes ilegales, no podemos fiarnos de ellos", resaltó.

    La India estudia deportar a unos 40.000 migrantes rohinyás ilegales desde inicios de agosto cuando el Gobierno ordenó a las autoridades locales identificar y deportar a todos los nacionales extranjeros que permanecen en el país de manera ilegal.

    El problema se agudizó tras la activación del conflicto en el estado birmano de Rakáin, entre los rohinyás y la población autóctona, que lleva años produciéndose.

    Los militares de Birmania están llevando a cabo una operación en Rakáin contra el grupo radical rohinyá que el 25 de agosto pasado atacó varios puestos policiales y cuarteles del Ejército en este estado.

    Lea más: EAU envía ayuda humanitaria a Bangladés para refugiados rohinyá

    Los rohinyás se establecieron en Arakán (antiguo nombre de Rakáin) a finales del siglo XIX y a principios del XX, durante la época colonial cuando los británicos alentaron su traslado desde Bengala Occidental a un territorio con escasa mano de obra agrícola.

    Birmania, una nación mayoritariamente budista, deniega ciudadanía y derechos civiles a esta comunidad musulmana de unos 1,1 millones de personas, alegando que son inmigrantes bengalíes.

    Además:

    Secretario General de la ONU insta a detener las acciones militares contra los rohinyás
    Consejo de Seguridad de la ONU insta a detener de inmediato la violencia en Birmania
    La OIM cifra en 370.000 los refugiados rohinyás llegados a Bangladés
    China condena la violencia que azota Birmania y confía en su rápida eliminación
    Etiquetas:
    rohinyás, deportación, refugiados, Birmania, la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik