En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    NUEVA DEHLI (Sputnik) — La India comparte la preocupación de Birmania ante la "violencia extremista" mostrada en Rakáin, aseguró el primer ministro indio, Narendra Modi, al reunirse en Nay Pyi Taw con la Consejera de Estado y canciller birmana, Aung San Suu Kyi.

    "Comprendemos completamente los retos a los que ustedes se enfrentan, compartimos la preocupación por la violencia extremista en el estado de Rakáin, sobre todo por la violencia contra representantes de las fuerzas de seguridad", dijo el jefe del Gabinete de la India.

    Modi expresó su esperanza en que la crisis en el país asiático pueda resolverse de una manera pacífica.

    Las autoridades de la India anunciaron poco antes que piensan expulsar a unos 40.000 rohinyás que se encuentran en el país de manera ilegal.

    Los defensores de los derechos humanos y representantes de la minoría étnica que intentan impedir esos planes mediante decisiones judiciales aseguran que se trata de una violación de la Carta Magna del país y de sus compromisos humanitarios internacionales.

    Lea más: Exteriores de Birmania llama a cesar la desinformación sobre lo que ocurre con rohinyás

    Unas 400 personas murieron en el estado noroccidental birmano de Rakáin desde el 25 de agosto en los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los insurgentes rohinyás.

    La cifra incluye a unos 370 insurgentes, 13 agentes de seguridad, dos funcionarios y 14 civiles, según medios internacionales.

    La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Acnur estiman que unos 123.000 musulmanes rohinyás escaparon de la violencia en Birmania a Bangladés desde el 25 de agosto.

    Los rohinyás se establecieron en Arakán (antiguo nombre de Rakáin) a finales del siglo XIX y a principios del XX, durante la época colonial cuando los británicos alentaron su traslado desde Bengala Occidental a un territorio con escasa mano de obra agrícola.

    Más aquí: Miles de manifestantes en Chechenia piden a Putin que defienda a los rohinyás

    Birmania, una nación mayoritariamente budista, deniega ciudadanía y derechos civiles a esta comunidad musulmana de unos 1,1 millones de personas, alegando que son inmigrantes bengalíes. 

    Además:

    Rusia pide moderación a las partes del conflicto en Birmania
    ACNUR y NRC instan a vecinos de Birmania a apoyar a los refugiados rohinyás
    Birmania bloquea ayuda humanitaria de la ONU a habitantes de estado de Rakáin
    Etiquetas:
    rohinyás, genocidio, derechos humanos, Narendra Modi, la India, Birmania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook