Widgets Magazine
En directo
    Hwasong-14, misil balístico norcoreano con el que Pyongyang pretende contener EEUU

    La razón por la que Pyongyang no confía nada en Washington

    © REUTERS / KCNA
    Asia y Oceanía
    URL corto
    5290

    Corea del Norte quiere hacerse con armas nucleares para contener a EEUU. Mientras el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, asegura no buscar el cambio del poder en Pyongyang, Kim Jong-un "sería un tonto al confiar en cualquier promesa de EEUU", opina Doug Bandow en su artículo para The National Interest.

    El jefe de la diplomacia estadounidense declaró recientemente que EEUU no busca el cambio de régimen en Corea del Norte.

    "La idea es que Kim [Jong-un] debería relajarse, aceptar ceder sus bombas nucleares y sus misiles y entrar en una hermosa amistad con EEUU… Como Muamar Gadafi en 2003", escribe Bandow recordando los acuerdos del asesinado líder libio sobre el cese de su programa armamentístico.

    La única política viable para Kim

    Según el autor, la cuestión es que "Corea del Norte solo puede contar consigo misma". Internamente, el país es mucho más pobre que su vecino del sur.

    En cuanto a potencial bélico se refiere, Seúl está protegido directamente por EEUU mientras que los vecinos de Pyongyang —Moscú y Pekín—, aunque amistosos o como mínimo neutrales en la disputa, apenas estarían dispuestos a entrar en una guerra con una superpotencia para salvar a la dinastía de los Kim.

    Lea también: ¿Por qué Rusia no se preocupa por las armas nucleares de Corea del Norte?

    En una situación tal, de ejércitos totalmente incomparables, los misiles y las armas nucleares "son una herramienta relativamente barata para defenderse".

    "Los chillidos provenientes de Washington no los producen los que temen ser atacados, sino los que ven la imposibilidad de atacar sin consecuencias", valora el analista.

    Hay varias ventajas en la posesión misiles, enumera Bandow: el prestigio internacional, la posibilidad de presionar a los vecinos y el fortalecimiento del apoyo de los militares al régimen vigente. Pero desarrollar misiles de largo alcance "tiene sentido solo para enfrentarse a EEUU", apunta.

    "Sin las amenazas de Washington, Pyongyang simplemente ignoraría la potencia lejana", opina Bandow, pero "como no es el caso, Corea del Norte lógicamente busca medidas para llevar la guerra a EEUU".

    Una buena razón para dudar de las promesas estadounidenses

    En medio de toda la fuerte retórica, Tillerson busca convencer a Pyongyang de que "no hay nada que temer". ¿Debería Kim Jong-un creerlo? De palabra, no, solo de acción, según el autor.

    En cuanto a las palabras, Tillerson como diplomático "siempre diría que es por la paz" a pesar de que "los diplomáticos mintieron desde la primera negociación en la historia humana", escribe Bandow.

    Vea más: Corea del Norte se arma para evitar "el destino de Siria o Yugoslavia"

    Además, el presidente de EEUU, Donald Trump, expresó varias opiniones sobre Kim Jong-un en un corto período de tiempo, las calificaciones fueron desde "chico astuto" a "un loco", así que queda por ver si se forma alguna postura estable en su política, opina.

    Finalmente, los 'halcones' estadounidenses siempre buscan algún conflicto, como en el caso de los senadores John McCain y Lindsey Graham, que ya plantearon la idea de una acción militar, recuerda el autor.

    Incluso en caso de respetar el valor de la palabra dada, el futuro de Corea del Norte no está asegurado.

    En este sentido, Bandow vuelve a mencionar la caída del coronel Gadafi en Libia tras el cambio de Administración en Washington.

    "Si Kim depone las armas, ¿qué podría prevenir un cambio de postura de EEUU similar al caso libio?", pregunta.

    Acciones en vez de palabras

    El autor prosigue teorizando sobre qué medidas podrían realmente acercar el desarmamiento nuclear de Corea del Norte.

    Primero, EEUU debe frenar el flujo de amenazas militares obvias: declaraciones de 'ataques hipotéticos', comentarios sobre 'las opciones sobre la mesa', vuelos de bombarderos etc.

    Segundo, "las tropas desplegadas en Corea del Sur deben volver a casa", asegura Bandow. La alianza bilateral con Corea del Sur es lo que pone a los militares norteamericanos en la línea de frente con Pyongyang.

    "Corea del Sur es capaz de defenderse. Seúl debe crear un Ejército y adoptar medidas para contener al Norte de un ataque, o ganar en un conflicto si se desata", agrega.

    En este sentido, "es posible que [las medidas] incluyan la creación de armas nucleares surcoreanas", teoriza.

    "El comportamiento de EEUU debe cambiar. Cuando Washington deje de apuntar sus armas contra Corea del Norte, este último dejará de necesitar una herramienta de detención nuclear. Así, la decisión para EEUU radica en si defender a Corea del Sur merece poner en riesgo al pueblo estadounidense", concluye Bandow.

    Le puede interesar: La cuestión definitiva: ¿puede o no el sistema antimisiles proteger EEUU? (vídeo)

    Además:

    EEUU responde a Corea del Norte con prueba exitosa de su escudo antimisiles en Alaska
    Corea del Norte 'saca músculo' para obligar a "arrodillarse y disculparse" a EEUU
    EEUU fanfarronea: las tretas de Washington para no resolver el problema de Corea del Norte
    EEUU amenaza a Corea del Norte con un ataque "relámpago y devastador"
    Todo lo que tienes que saber sobre Corea del Norte
    Etiquetas:
    misiles balísticos, amenaza, enfrentamientos, conflicto, armas nucleares, Hwasong-14, Rex Tillerson, Donald Trump, Kim Jong-un, Corea del Norte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik