En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    14541
    Síguenos en

    La creciente tensión y los múltiples desacuerdos entre los jugadores globales ya llevaron a fuertes declaraciones, comparables con amenazas directas. Quizás la más preocupante fue la reciente declaración de un general de EEUU sobre un hipotético ataque nuclear contra China.

    En realidad, la noción de un conflicto nuclear empezando con el lanzamiento de misiles, dominante en la época anterior, ahora es obsoleta, afirma el experto militar ruso Iván Plejánov en su artículo para Sputnik.

    Al contrario: los analistas militares coinciden en que las partes beligerantes se abstendrán de recurrir a la 'última solución' hasta el final, empleando sanciones, ciberataques y otras medidas asimétricas hasta que todas las opciones se agoten, apunta el autor.

    La penúltima medida será la guerra convencional, dominada hoy día por armas de alta precisión aptas para desmantelar rápidamente la capacidad bélica del enemigo.

    Más aquí: 'Me gusta': EEUU también quiere tener su propio Iskander

    Así, los misiles de crucero actualmente representan una amenaza casi igual a las armas nucleares.

    China, 'encantada' por los misiles

    Plejánov cita el informe del Centro para la Nueva Seguridad de EEUU (CNAS, por sus siglas en inglés) dedicado al estado del programa de misiles no nucleares de China.

    Los autores recuerdan que el Gobierno chino tomó nota de la exitosa invasión de EEUU en Irak, facilitada por el uso de misiles de crucero de alta precisión.

    Por eso Pekín dio impulso al programa de misiles de crucero y misiles balísticos de corto alcance, sin enfocarse exclusivamente en las armas de detención estratégica de largo alcance.

    Ahora, según las estimaciones del Pentágono, China posee unos 1.500 misiles balísticos de corto y largo alcance y unos 300 misiles de crucero. La precisión de estos proyectiles también aumentó, alcanzando entre 5 y 10 metros de desviación máxima.

    Lea también: China bota su primer crucero de misiles de fabricación nacional

    Además, los militares del país asiático organizan simulacros regulares que consisten en ataques con misiles contra los polígonos que imitan de cerca las bases militares de EEUU y Japón en la región.

    El golpe relámpago preventivo

    El informe del CNAS supone que un ataque preventivo con misiles contra los objetos militares de EEUU puede ser "una realidad", especialmente si China "considera sus intereses estratégicos como amenazados".

    Por otro lado, los propios analistas del Centro reconocen que Pekín no se someterá a un ataque militar antes de agotar todas las medidas de disuasión disponibles y ofrecer al oponente la posibilidad de retirarse.

    "Presionar a China al punto de que lance misiles requerirá de un 'esfuerzo extra'. Por ejemplo, una brusca concentración de fuerzas de EEUU cerca de Taiwán en caso de una agudización de la situación con la isla puede servir de pretexto", teoriza Plejánov.

    Vea también: China lanza una advertencia a EEUU

    No obstante, el mero hecho de que China posea la posibilidad de destruir las bases de EEUU en la región cambia 'las reglas de juego' para los norteamericanos en Asia.

    "Los estadounidenses entienden que en los primeros minutos de un 'conflicto caliente' los misiles chinos podrán 'saturar' sus defensas antiaéreas, bloquear los buques de guerra en los puertos japoneses, hacer inoperables todas las pistas de despegue de sus aeródromos y destrozar todos sus puestos de mando y centros logísticos", nota el autor.

    Así, Washington podría estar obligado a revisar sus pretensiones de dominio militar y político en el Pacífico, concluye el autor.

    Además:

    La hipótesis cobra fuerza: ¿puede China contrarrestar un ataque nuclear estadounidense?
    Olvídense de Corea del Norte: por qué el mundo debe temer las armas nucleares de Pakistán
    Rusia desarrollará un misil de crucero inteligente
    Cinco serias amenazas para los avanzados portaviones de EEUU
    Etiquetas:
    misiles de crucero, misiles de alta precisión, conflicto, ataque, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook