04:32 GMT +320 Octubre 2017
En directo
    Militares filipinos (archivo)

    Policía filipina mata a un alcalde supuestamente relacionado con el narcotráfico

    © REUTERS/ Romeo Ranoco
    Asia y Oceanía
    URL corto
    172041

    MOSCÚ (Sputnik) — Un alcalde filipino supuestamente implicado en el narcotráfico, Reynaldo Parojinog, y al menos seis allegados suyos fueron abatidos en una redada policial lanzada en la madrugada de 30 de julio en la ciudad de Ozamiz, en la isla filipina de Mindanao, informó el canal de televisión ABS-CBN News.

    Escoltas de Parojinog opusieron resistencia a la policía que pretendía registrar la finca del alcalde y su familia en busca de armas de fuego.

    "Su personal de seguridad disparó, así que nuestros agentes respondieron. Los informes preliminares apuntan a que hay siete muertos, entre ellos el alcalde Parojinog", cita el canal al portavoz de la policía de Mindanao del Norte, Lemuel Gonda.

    Más tarde, el superintendente jefe del ente, Timoteo Pacleb, dijo que los investigadores estaban comprobando la información de que la redada se habría saldado con 12 víctimas mortales.

    Además del alcalde, entre los muertos está su esposa Susan y otro familiar, el consejero de Ozamiz, Octavio Parojinog.

    Durante el dispositivo, los agentes requisaron armas de fuego, drogas sintéticas y dinero en efectivo y arrestaron a la teniente de alcalde Nova Princess Parojinog, la hija de Reynaldo.

    El alcalde Parojinog es uno los funcionarios locales que el presidente Rodrigo Duterte había mencionado en su lista de supuestos narcotraficantes.

    Durante su segundo discurso anual sobre el estado de la nación, el 24 de julio, Duterte prometió no reparar en las críticas dentro y fuera de Filipinas y continuar una lucha sin cuartel contra las drogas que destruyen a los jóvenes y provocan la desintegración de las familias.

    Lea más: Al presidente filipino "no le importan los derechos de los narcos" matados

    EEUU y otras naciones de Occidente critican a Duterte por la brutal guerra contra el narcotráfico que comenzó tras tomar posesión del cargo a finales de junio de 2016.

    Desde el 1 de julio de 2016, la policía y otros cuerpos de seguridad filipinos llevaron a cabo 61.592 operaciones antidrogas, que resultaron en la detención de 82.607 personas y en la muerte de otras 3.116, según los datos correspondientes al 9 de junio de 2017.

    Además:

    Duterte dispuesto a continuar su guerra a muerte contra las drogas
    Los filipinos siguen el llamado del presidente a matar a los drogadictos
    Etiquetas:
    narcotráfico, Filipinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik