En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    3460
    Síguenos en

    El secretario de Estado británico para la Defensa, Michael Fallon, declaró el 27 de julio que Corea del Norte no pudo haber desarrollado su programa nuclear sin ayuda foránea. El titular de Defensa, que eludió mencionar a ningún país en concreto, destacó que China desempeña un papel importante en la solución al problema norcoreano.

    Australia y Estados Unidos, por su parte, no vacilan en acusar a China de manera directa. Canberra calificó de insuficientes las medidas que Pekín aplica contra Pyongyang. Entretanto, Washington puso en duda la transparencia del cumplimiento del régimen de sanciones contra Corea del Norte por parte de sus aliados chinos.

    El analista del Instituto del Lejano Oriente, Konstantín Asmólov, comentó a Sputnik las acusaciones de varios países occidentales contra Pekín.

    "No hay ninguna prueba técnica precisa que indique que Corea del Norte haya hecho algo con apoyo extranjero. Se trata de otra cosa. Occidente sigue demonizando a Corea del Norte", declaró Asmólov.

    A juicio del entrevistado, a Pyongyang le niegan el derecho a ejercer su soberanía con normalidad.

    Lea más: ¿Por qué Rusia no se preocupa por las armas nucleares de Corea del Norte?

    "Califican al 'régimen' de Pyongyang de 'terrible'. Pero, tan pronto como este 'régimen salvaje', según la opinión de Occidente, muestra ciertos logros en ciencia o tecnología, lo achacan todo al apoyo extranjero o afirman que los norcoreanos lo han robado todo", subrayó el experto del Instituto del Lejano Oriente.

    "EEUU y sus aliados están tratando de presionar a China, pero eso puede acabar muy mal. Si se pasan de la raya, producirá el efecto contrario", agregó Asmólov.

    A su vez, Pekín insinúa a Washington que debe eludir dar estos pasos inamistosos. El analista ruso indicó que la actitud estadounidense es un intento de entrometerse en los asuntos internos del gigante asiático.

    Xi Jinping, presidente de China (archivo)
    © AP Photo / Pablo Martinez Monsivais
    Asmólov opina que Estados Unidos ha adoptado un enfoque erróneo hacia Pekín a causa del mal entendimiento que tuvo lugar en su momento durante el encuentro de los líderes de ambos países.

    "Después de la cumbre entre Trump y Xi Jinping, los resultados del encuentro fueron malinterpretados por la prensa estadounidense. Esto quiere decir que la gentileza que los chinos mostraron durante las reuniones privadas fue percibida por los estadounidenses como un síntoma de debilidad, de concesión", recalcó.

    "La reacción por parte norteamericana fue algo parecido a esto: '¡Hurra! Hemos obligado a China a aceptar nuestras condiciones. Hemos convencido a China de que Corea del Norte ya no significa nada para ellos'", ironizó Asmólov.

    Más aquí: Rusia muestra a EEUU la línea roja con respecto a Corea del Norte

    En realidad, Pekín mantiene su enfoque independiente en la solución del problema de Corea del Norte y coopera con Estados Unidos en este asunto, pero no sigue las reglas del juego impuestas desde Washington. 

    Además:

    La "única" cosa que frena a EEUU a la hora de atacar a Corea del Norte
    "EEUU tendrá que admitir su derrota en la solución del problema de Corea del Norte"
    Moscú: la presión de EEUU sobre Corea del Norte podría desencadenar una catástrofe
    Etiquetas:
    Michael Fallon, Corea del Norte, Australia, EEUU, Reino Unido, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook