En directo
    Soldados indios (archivo)

    Crisis fronteriza chino-india: ¿se aproxima un conflicto entre dos gigantes asiáticos?

    © AP Photo / Channi Anand
    Asia y Oceanía
    URL corto
    220

    Esta semana continuó la confrontación entre la India y China en el área de la meseta Doklam, ubicada en el cruce de los límites de Bután, el estado indio de Sikkim y la Región Autónoma china del Tíbet. El experto militar ruso Vasili Kashin, en una entrevista a Sputnik, comentó las posibles secuelas del agravamiento del conflicto.

    La crisis en la frontera chino-butanesa va acompañada con la confrontación entre el Ejército chino y las tropas indias, que fungen como garante de la seguridad de Bután. El experto indica que el conflicto entre las dos partes llega en un momento muy malo desde el punto de vista de Pekín.

    El asunto de mayor importancia para China ahora es prepararse para el XIX Congreso de su Partido Comunista, evento clave que determinará las vías de desarrollo para la República Popular en los cinco años próximos.

    Asimismo, a principios de septiembre, la ciudad china de Xiamen albergará la cumbre del BRICS y para el presidente Xi Jinping es crucial que este foro internacional se celebre sin incidentes. A la vez, los líderes chinos no pueden permitirse parecer débiles. Esta es una de las razones por la que los medios chinos no se limitan en declaraciones fuertes.

    Teniendo en consideración la situación política en China, sería absurdo suponer que fueron los propios chinos quienes provocaron esta tirantez. Es posible que consideraran que las obras de construcción en el área disputada estaban dentro de los límites de lo normal. La India, a su vez, posiblemente vio las acciones chinas como agresivas u ofensivas.

    Lea también: Pakistán vs la India, la inminente crisis nuclear de la que nadie habla

    Nueva Delhi parece estar cada vez más preocupada por la creciente influencia china sobre los países de Asia del Sur. Aquí cabe recordar que en el caso de Bután, la India tiene relaciones especiales con este país himalayo: los indios garantizan su seguridad y se ocupan de sus relaciones exteriores.

    A lo largo de los últimos años, Bután ha estado aumentando su independencia en sus lazos con los países extranjeros, lo que inquietó a Nueva Delhi. Sin embargo, el área de la competencia entre China y la India se ha extendido a otros países también: el gobierno chino ha aumentado la cooperación económica y técnico-militar con Bangladesh y Sri Lanka.

    "El aumento de la competencia entre los dos países no coincide con los intereses de ninguno de ellos. Al incrementar su influencia en Asia del Sur, China no puede permitirse apartar a la India y de esta manera alentarla a estrechar lazos con Estados Unidos en el ámbito de defensa", enfatizó Kashin.

    Según el entrevistado, si el agravamiento de las relaciones pasa el punto de no retorno, China será capaz de debilitar las posiciones estratégicas de la India gracias a su Ejército potente, industria militar y el control sobre el Tíbet.

    En caso de que China emplace tropas extra en la frontera con la India en el Tíbet, en particular las unidades de las tropas de misiles, esto requerirá acciones de respuesta por parte de Nueva Delhi, que probablemente constituirán una carga económica considerable para los indios. E incluso esas medidas apenas podrán garantizar la seguridad del país.

    En dicha situación, tanto la India como China necesitan esforzarse para encontrar un punto de convergencia y salir de esta crisis, ya que esta pelea dañará tanto a la economía de China como a la de la India.

    "Con el paso del tiempo todo esto puede acabar en un conflicto armado", concluyó Kashin.

    Además:

    "La India debe fortalecer la cooperación con Rusia en el marco de los BRICS"
    Etiquetas:
    crisis fronteriza, Reino de Bután, la India, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik