En directo
    El destructor estadounidense USS Dewey en el mar del Sur de China

    ¿Seguirán los destructores de EEUU desafiando a China?

    © REUTERS/ Kryzentia Weiermann
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Tensión en el mar del Sur de China (102)
    241

    El 25 de mayo de 2017, el destructor estadounidense USS Dewey pasó por primera vez por el arrecife de Mischief, en el mar del Sur de China.

    El arrecife perteneció a Filipinas hasta 1995, cuando fue arrebatado por Pekín, quien actualmente lo administra. Asimismo, China construye, desde 2015, una serie de islas artificiales que dan cobijo a una pista de aterrizaje, a cuatro grandes hangares para bombarderos, a 24 hangares pequeños para cazas de combate, a cuatro sistemas artilleros antimisiles y a dos radares, además de a fábricas de cemento y embarcaderos. 

    Como el arrecife está situado a menos de 250 kilómetros de la isla de Palawan, perteneciente a Filipinas, está en los límites de la zona económica exclusiva del país. Sin embargo, China ha declarado que Mischief es parte de su territorio, que ocupa unos 20 kilómetros de las aguas territoriales. Por lo que Pekín expresó "su más rotunda protesta" por la incursión del destructor estadounidense en esta zona.

    Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China advirtió a Washington de que corre el riesgo de socavar seriamente las conversaciones entre las partes interesadas en el mar del Sur de China y exhortó a Estados Unidos a abstenerse de realizar más maniobras en la zona.

    Más: La fuerte reacción de China a la llegada del destructor de EEUU al mar de la China Meridional

    La 'operación para garantizar la libertad de navegación' de Estados Unidos es la primera desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Hasta ahora, el presidente se había opuesto a todo ofrecimiento semejante por parte del Ejército estadounidense. Por lo que los analistas habían llegado a la conclusión de que la política del Gobierno de Trump llevada a cabo con China tenía como objetivo aliviar las tensiones entre ambos Estados para conseguir el apoyo del país asiático a las pretensiones norteamericanas contra Corea del Norte.

    Por lo tanto, que el destructor estadounidense pase por las islas debería tranquilizar a los países que dependen del apoyo de Estados Unidos frente a China, dicen los analistas. 

    "Esta operación para garantizar la libertad de navegación ha comenzado una semana antes de que tenga lugar una importante reunión en Singapur entre los ministros de Defensa de los países del Sudeste Asiático y será recibida con alivio entre la mayoría de los países de la región", cita Financial Times a Thomas Wright, experto en relaciones internacionales del Institución Brookings. 

    El medio también cita a Andrew Shearer, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

    "La libertad de navegación en la región occidental del océano Pacífico es muy importante como para sacrificarla por la dudosa promesa de China de cooperar en otras cuestiones, incluso si son tan importantes como la de Corea del Norte", afirma el experto.

    ¿Pero por qué Donald Trump se ha negado durante cuatro meses a enviar navíos para garantizar la libertad de navegación en el mar del Sur de China y de repente hay un destructor estadounidense en la zona? No se descarta que esta haya sido la reacción al acercamiento del presidente filipino, Rodrigo Duterte, a Pekín y a Moscú, explica el director del Centro de Estudios de los Países del Sudeste Asiático, Australia y Oceanía del Instituto de Estudios Orientales de San Petersburgo, Dmitri Mosiakov.

    Según Mosiakov, no es ninguna casualidad que el destructor norteamericano se haya dirigido al arrecife de Mischief, que figura en una demanda de Filipinas contra China ante el Tribunal de La Haya. Aunque Pekín no reconoció la decisión del Tribunal, que afirmaba que las aspiraciones territoriales de China no tienen base legal, el país ha intensificado sus relaciones bilaterales con los dos países que reclaman el territorio —Vietnam y Filipinas—,  haciéndoles partícipes de los beneficios de la cooperación económica. 

    Según Mosiakov, Estados Unidos se ha visto obligado a reaccionar ante esto, explica.

    "Después de todo, [Estados Unidos] practica en el Sudeste Asiático la 'hedge policy': la creación de un 'cordón sanitario' alrededor de China de pequeños Estados en la región en contra de la presión de Pekín. Que China muestre iniciativa no puede no irritar a Washington. Por eso envía un destructor al arrecife y por eso anuncia la entrega a Vietnam de seis lanchas patrulleras Metal Shark una semana antes de la visita a Estados Unidos del primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc", sostiene Mosaikov.

    ¿Estados Unidos tomará más medidas en el mar del Sur de China? La posición del nuevo presidente norteamericano sobre esta cuestión no está del todo definida, al igual que no está claro bajo qué acontecimientos Trump puede cambiar su posición, lo cual es muy peligroso cuando se trata de conflictos internacionales entre dos fuertes potencias que pueden llevar al mundo a un serio conflicto, concluye el experto.

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Facebook a SputnikMundo y descubre las noticias mas importantes. Dale a "me gusta" y compartelo con tus amigos. Ayudanos a contar lo que otros callan.

    Tema:
    Tensión en el mar del Sur de China (102)

    Además:

    Una hipotética guerra entre EEUU y China sería "destructiva y duradera"
    "EEUU muestra en el mar de China una agresiva impotencia"
    Sube la tensión: China despliega 100.000 militares en la frontera con Corea del Norte
    Etiquetas:
    USS Dewey, Mar del Sur de China, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik