15:42 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Bandera de China

    Globalización 2.0: China conquistará el mundo con sus inversiones

    CC0 / Pixabay
    Asia y Oceanía
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    El dinero no para de fluir en el gigante asiático. Parece que el presidente de China, Xi Jinping, está listo para extender unos cheques más, escribe el portal ruso Vesti Finance.

    El 15 de abril, 30 líderes mundiales arribarán a Pekín para participar en el foro político-económico Nueva Ruta de la Seda. Impulsado por el mandatario chino, este foro representa el poder blando con el que el país asiático quiere consolidar su influencia económica planetaria.

    Con ayuda de este foro, Pekín quiere invertir miles de millones de dólares en diferentes proyectos de infraestructura en varios continentes.

    El país asiático está dispuesto a gastar cerca de 50.000 millones de dólares en la creación de un corredor económico en Pakistán, construir un puerto en Yibuti y poner en marcha oleoductos en la región de Asia Central. Todos estos proyectos crearán una infraestructura que ayudará a China a competir con las potencias tradicionales.

    Además, según el grupo Credit Suisse, Pekín puede invertir en los siguientes cinco años más de 500.000 millones de dólares en casi 62 países del mundo.

    Helicóptero sobrevuela el puerto de la ciudad de Yibuti, 17 de marzo de 2011
    © AP Photo / Sayyid Azim
    Aunque Xi Jinping presentó por primera vez el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda en 2013, su plan pudo arrancar solo en 2016, cuando los movimientos populistas provocaron protestas contra la globalización e inmigración en EEUU y Europa. 

    El Brexit generó una severa amenaza para la viabilidad de la UE, mientras que Donald Trump, al llegar al poder en EEUU, anunció la retirada del país norteamericano del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. Prácticamente, la Nueva Ruta de la Seda está llenando ese vacío económico-comercial. De ahí que otros países vean con buenos ojos la iniciativa de China.

    Vesti Finance publica que, con sus acciones, Europa y EEUU han creado un espacio que puede ser utilizado por parte de China para hacer crecer su influencia mundial.

    Esta es la razón por la que Xi Jinping no perdió su tiempo durante el Foro de Davos, en cuyo transcurso emplazó a que otros países se opusieran al proteccionismo y se sumasen a los intentos del país asiático por consolidar el comercio global.

    De acuerdo con el portal ruso, China propone una buena alternativa a aquellos procesos globalizadores que anteriormente se realizaron desde EEUU. Esta alternativa atrae la atención de muchos países.

    "El ambicioso proyecto chino está aglutinando a millones de personas y mercados por valor de miles de millones de dólares. Prácticamente puede ser denominado Globalización 2.0", escribe Vesti Finance.

    Lea más: China le come terreno a EEUU en las instituciones financieras internacionales

    Además:

    El 'golpe de gracia' de Trump al TPP
    América Latina: ¿menos EEUU y más China?
    Etiquetas:
    foro, economía, Xi Jinping, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik