En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — Las fuerzas del orden de Malasia están dispuestas a hacer guardia junto a la embajada de Corea del Norte durante varios años hasta poder interrogar a los sospechosos del asesinato del presunto hermanastro del líder norcoreano, Kim Jong-un, declaró el jefe de la policía malaya, Khalid Abu Bakar.

    "Esperaremos aunque sea cinco años, al final saldrá alguno", afirmó.

    Explicó que la policía considera que en el recinto de la embajada se encunetran los sospechosos del asesinato "incluidos los trabajadores de la aerolínea Air Koryo".

    "Si no salen, les obligaremos a hacerlo antes de que se emita la orden de arresto", dijo.

    Khalid subrayó que las autoridades de Corea del Norte no cooperan con los investigadores y anunció que recurrirá a la Interpol si la situación persiste.

    A la vez desmintió la información de que la policía organizará una redada en la embajada.

    La policía precintó y acordonó previamente el edificio de la embajada para calcular el número de los funcionarios norcoreanos después de que el embajador Kang Chol fuera expulsado.

    Las autoridades norcoreanas prohibieron el martes abandonar el país a los ciudadanos de Malasia hasta que se encuentre "una forma justa de resolver" el incidente en el aeropuerto de Kuala Lumpur y se garantice la seguridad de los ciudadanos norcoreanos.

    Lea más: Malasia convoca Consejo de Seguridad por prohibir Pyongyang a malasios salir del país

    Según medios, en el territorio norcoreano se encuentran actualmente nueve nacionales de Malasia.

    Malasia respondió con la misma medida respecto a los ciudadanos de Corea del Norte.

    Las relaciones entre Malasia y Corea del Norte empeoraron después de que el 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur fuera asesinado un nacional norcoreano.

    Malasia aún no confirmó la identidad del fallecido, mientras que Corea del Sur declaró desde el principio que es el hermanastro de Kim Jong-un, Kim Jong-nam, y su muerte es obra de los "agentes de Pyongyang".

    El embajador de Corea del Norte en Kuala Lumpur, Kang Chol, fue declarado persona non grata por Malasia y abandonó el país.

    Pyongyang niega cualquier implicación en el incidente en el aeropuerto y acusa a Malasia de complotar con Corea del Sur.

    Además:

    Malasia rechaza una investigación conjunta con Corea del Norte sobre el asesinato de Kim Jong-nam
    Vice primer ministro malasio: Pyongyang debe respetar a otros países
    Corea del Norte condena especulaciones sobre la muerte de un ciudadano suyo en Malasia
    Etiquetas:
    embajadas, Policía de Malasia, Corea del Norte, Malasia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook