En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    113
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, negó las informaciones de que había arrojado a la gente de un helicóptero cuando era alcalde de Dávao, informó la cadena de televisión CNN.

    Previamente Duterte amenazó con tirar a funcionarios corruptos de un helicóptero porque ya lo hizo en el pasado y no cuestiona sus acciones.

    Precisó que había ejecutado a un ciudadano chino sospechoso de violación y asesinato arrojándolo desde un helicóptero.

    "No tuvimos helicóptero; no lo usamos", dijo el presidente filipino en una entrevista con la CNN.

    Agregó que "solo es la imaginación viva de Tulfo" sin dar más explicaciones.

    La televisión supone que podría referirse al apellido de un periodista.

    Rodrigo Duterte es presidente de Filipinas desde el 30 de junio de 2016.

    Anteriormente había ocupado el cargo de alcalde de la ciudad de Dávao durante casi dos décadas y en ese periodo se ganó la reputación de ser un luchador violento contra el crimen, en particular, el narcotráfico, también ha sido acusado de patrocinar escuadrones de la muerte.

    Además:

    La ONU llama a investigar los crímenes del presidente filipino
    Duterte a la ONU: "Si quieren iniciar una persecución contra mí, por favor"
    Al presidente filipino "no le importan los derechos de los narcos" matados
    El presidente de Filipinas confiesa haber cometido asesinatos
    Etiquetas:
    crímen, Rodrigo Duterte, Filipinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook