00:12 GMT +322 Octubre 2017
En directo
    El sistema antimisiles Thaad

    Sistema antiaéreo conjunto de Rusia y China será la "respuesta ideal" contra el THAAD

    CC BY 2.0 / Mark Holloway / THAAD
    Asia y Oceanía
    URL corto
    212421780

    La agresividad de EEUU acerca a Rusia y China a la creación de un sistema conjunto de defensa antiaérea.

    El experto militar ruso Vladímir Evséev considera que el despliegue del sistema estadounidense THAAD en Corea del Sur empujará a Rusia y China a la creación de un escudo antimisiles conjunto. 

    Rusia ha hecho público en más de una ocasión su absoluto rechazo al despliegue del sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur, justificado por Washington como una respuesta a la 'amenaza' proveniente de Pionyang. China, por su parte, ha hablado en reiteradas ocasiones sobre sus preocupaciones y su posible reacción a la instalación del THAAD. 

    La 'amenaza' del THAAD

    Además del despliegue de una infraestructura antimisiles hostil cerca de las fronteras de ambos países —que desequilibra la balanza en cuanto al potencial nuclear—, el peligro del THAAD está en que sus herramientas de detección son capaces de localizar cualquier blanco balístico y aerodinámico a una distancia de hasta 1.500 kilómetros. 

    Eso significa que, una vez instalado, desde Corea del Sur sería posible observar una parte del territorio de Rusia y una gran parte del territorio chino. 

    La posible respuesta

    Una respuesta adecuada sería la creación de un sistema antimisiles conjunto entre Rusia y China, opina Evséev:

    “[Con el THAAD] EEUU busca una solución táctica, pero perderá mucho desde el punto de vista estratégico, debido a que el despliegue del sistema en Corea del Sur podría contribuir al acercamiento entre Moscú y Pekín, en particular, los empujaría hacia la creación de un escudo antimisiles conjunto", afirmó el especialista en declaraciones a la agencia Sputnik.

    Vladímir Evséev considera que con sus avances en el campo de la defensa antiaérea, ambos países pueden perfectamente complementarse el uno al otro. 

    Por ejemplo, los láseres de combate, desarrollados por China, son capaces de influir en la tecnología espacial del enemigo y estas armas aún no se utilizan en Rusia. 

    Al mismo tiempo, Pekín está tratando de crear un equivalente del sistema antimisiles estadounidense llamado Aegis, mientras que Rusia ya dispone de sistemas de defensa antiaérea formidables capaces de interceptar misiles a una altura de hasta 60 kilómetros.

    Aún más, las dos naciones ya están dando pasos en el ámbito de la defensa conjunta. Recientemente, los militares rusos y chinos realizaron maniobras mediante simulación digital. El siguiente paso sería realizar una interceptación real en uno de los polígonos militares rusos, opinó el experto militar.

    Además:

    Respuesta al Thaad de EEUU: China prueba su tecnología antimisiles
    China acusa a Corea del Sur de dañar la confianza mutua con el escudo antimisiles
    Corea del Sur: ¿parte de la Defensa global antimisiles de EEUU?
    Etiquetas:
    cooperación, sistema antimisiles, armamento, THAAD (sistemas antimisiles), Seúl, Corea del Sur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik