Widgets Magazine
23:35 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Isla de archipiélago Spartly

    Conflicto a la vista: el Tribunal de La Haya falla en contra de China en una disputa marítima con Filipinas

    © AFP 2019 / Pool
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Tensión en el mar del Sur de China (104)
    0 314
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya no encontró fundamentos para las pretensiones territoriales de China en el mar de la China Meridional, comunicó el tribunal.

    Según la decisión del tribunal, China no puede aspirar a tener derechos sobre la zona económica exclusiva en el área de las islas Spratly.

    El tribunal señala que no existen evidencias históricas de que China haya ejercido un control exclusivo sobre las aguas del mar del Sur de China, que Pekín reclama en su práctica totalidad.

    La corte, formada por cinco jueces, también acusa a China de haber violado la soberanía filipina y "causado daños graves a los arrecifes de coral" con la construcción de islas artificiales.

    Pekín ya ha respondido que la decisión es "infundada" e "ilegítima".

    "El Ministerio de Exteriores de la República Popular China considera esta decisión inválida y no vinculante. China no la acepta ni la reconoce", dice un comunicado la Cancillería china.

    El desencadenante del caso fue la toma de posesión por la fuerza del arrecife Scarborough por barcos chinos tres años atrás.

    El entonces presidente filipino, Benigno Aquino III, acudió al tribunal internacional alegando que diecisiete años de negociaciones bilaterales habían sido infructuosas y desoyendo las instrucciones de Pekín para tratar el asunto por la vía diplomática.

    El posterior acuerdo militar de Filipinas con Estados Unidos acabó de encrespar a Pekín, que ha señalado a Aquino como el culpable de la tensión.

    Filipinas ha pedido que se rechace la "línea de los nueve puntos" con la que apuntala Pekín sus reclamaciones sobre el 90 por ciento de la superficie del Mar del Sur de China.

    En el núcleo del debate está la consideración jurídica de lo que emerge del mar: Manila sostiene que son solo islotes, arrecife y rocas deshabitadas a las que la ley internacional apenas ofrece 12 millas de exclusión mientras China defiende que son islas, beneficiadas con 200 millas.

    Las numerosas explanadas artificiales creadas por China a base de acumular arena en el medio del océano han añadido complejidad al asunto.

    El Gobierno nacionalista de Chiang Kai-shek adoptó por primera vez esa reclamación en 1947 apoyándose en acartonados mapas y Mao la heredó tras imponerse en la guerra civil en 1949.

    China sostiene que los países vecinos respetaron la demarcación durante décadas en lo que entiende como un reconocimiento tácito de sus derechos.

    La situación no habría derivado en la problemática actual si estudios posteriores no hubieran revelado ingentes yacimientos de recursos naturales en el subsuelo o si las dos grandes potencias no se hubieran citado en el Pacífico para dirimir su hegemonía.

    Filipinas, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunei inciden en su proximidad geográfica y en las leyes internacionales.

    China ha negado la jurisdicción del tribunal y advertido que no cumplirá la sentencia.

    Ésta es vinculante pero carece de fuerza ejecutoria.

    Tema:
    Tensión en el mar del Sur de China (104)

    Además:

    Ministerio de Defensa chino: "un viento que viene de fuera" causa tensiones en Asia
    Canciller chino pide a EEUU no inmiscuirse en la disputa del Mar de la China
    EEUU y China: una guerra inevitable por el mar de la China Meridional
    Etiquetas:
    Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, islas Spratly, Mar del Sur de China, Filipinas, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik