En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — Las tropas militares estadounidenses en Japón no pueden beber alcohol a partir de este lunes ni salir de sus bases después de que un accidente provocado por una conductora ebria volviera a soliviantar a la población local, según la prensa local.

    La prohibición alcanza a los miles de soldados que Washington tiene en Japón y cuya presencia es motivo de tensiones frecuentes en Okinawa.

    "Hemos reconocido un problema, tenemos un problema y estamos haciendo todo lo que podemos para asegurarnos de que cada uno de nuestros marineros entienda lo importante que es nuestro comportamiento para la alianza y relación con el pueblo de Japón", dijo el comandante y portavoz de la Marina Ronald Flanders, según el diario Japan Times.

    Los militares que viven fuera de las bases solo podrán salir de ellas para dirigirse al trabajo, al colegio, a las gasolineras, supermercados y gimnasio, mientras que el resto de actividades estarán sometidas a la ley militar.

    La medida durará hasta que todo el personal reciba el debido entrenamiento de sus comandantes sobre los estándares de comportamiento debidos cuando estén fuera de servicio.

    La prohibición del alcohol es indefinida, desveló Flanders.

    Las normas no son de obligado cumplimiento para los civiles estadounidenses ni para los familiares de los militares, pero Washington les ha pedido que extremen las precauciones.

    "Todos los americanos relacionados con las bases estadounidenses están bajo un creciente escrutinio. Así que pedimos a todos los civiles, nuestros contratistas y sus familias que entiendan la gravedad de la situación y cumplan el espíritu de la orden", señaló Flanders.

    Las restricciones han sido aprobadas después de que la suboficial de la Marina, Aimee Mejia, fuera arrestada después de conducir en sentido contrario, chocar contra dos vehículos y provocar dos heridos, supuestamente bajo los efectos del alcohol.

    El incidente se produjo precisamente cuando el mando de las tropas había decretado un periodo de duelo por el asesinato de una joven japonesa a manos de un contratista estadounidense.

    Además:

    "Tokio hace la vista gorda a las protestas en Okinawa por la presión de EEUU"
    "Marines estadounidenses se sienten libres para acosar a las mujeres japonesas impunemente"
    Etiquetas:
    prohibición, alcohol, Ronald Flanders, Okinawa, Japón, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook