Widgets Magazine
06:34 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Tesla Model S

    Tesla Model S: un coche altamente contaminante en Singapur

    CC BY-SA 2.0 / Joseph Thornton / Tesla Model S Fog Lights
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 102
    Síguenos en

    En Singapur pusieron una multa de al menos 10 mil dólares estadounidenses al propietario del automóvil Tesla Model S por contaminar demasiado el medio ambiente.

    En la mayor parte del mundo Tesla Model S ha ganado la reputación de un coche muy ecológico con cero emisiones. En China, Japón, EEUU y algunos países europeos, el gobierno ofrece una lista de ventajas fiscales para los propietarios de los automóviles Tesla.

    Lea también: China se convierte en el número uno del mercado de coches eléctricos.

    Sin embargo, mientras que en EEUU los compradores del vehículo eléctrico Tesla Model S reciben un crédito fiscal de 7.500 dólares, en Singapur les ponen una multa de 10 mil.

    Joe Nguyen pagó cerca de 50 mil dólares por su Modelo S en Hong Kong y lo trajo a Singapur, donde le esperaba una desagradable sorpresa.

    Primero el vehículo se sometió a una lista de pruebas para legalizarlo en Singapur, lo que tardó un par de meses. Entonces, en vez de recibir unos 10 mil dólares estadounidenses por usar un coche de bajas emisiones, las autoridades multaron a Nguyen por esa misma cantidad de dinero después de someter el coche a unas pruebas obligatorias de emisiones CO2, que aparentemente demostraron que el Modelo S no es nada ecológico.

    El problema parece estar en que el Model S fue juzgado por las emisiones “acumuladas” a lo largo del tiempo, teniendo en cuenta las emisiones producidas al generar electricidad  los encargados de la prueba demostraron que usa demasiada electricidad por lo que lo llamaron un vehículo contaminante.

    Tesla Model S
    Tesla Model S

    El Tesla Model S gasta unos 210 vatios por hora, una cifra realmente baja si se contrasta con las emisiones de un coche normal. Sin embargo, durante las pruebas que le realizaron al coche, se estimó que el consumo promedio era de 444 vatios por hora o el equivalente a 222 gramos de CO2 por cada kilómetro, mucho más de lo que indica el fabricante.

    Se desconocen las razones por las que las autoridades de Singapur decidieron calcular las emisiones acumuladas del vehículo eléctrico. Sin embargo, Ong Teng Koon, miembro del Parlamento del país, defendió la adopción de estos coches.

    “Desde la perspectiva del gobierno, es una inusual política de reducción de las emisiones de carbono donde el coste del abatimiento es cargado voluntariamente a los consumidores en lugar de ser pagado por el gobierno”, declaró Ong Teng Koon al Straits Time.

    El propio Elon Musk, director general de Tesla Motors, está confundido por este caso y declaró que ya ha contactado con el primer ministro de Singapur con el fin de investigar esta situación.

    Además:

    Coches futuristas en el Tokyo Motor Show 2015
    Hyundai presentará en 2016 su primer coche eléctrico
    Etiquetas:
    coche eléctrico, multa, Singapur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik