En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    Japón ha reanudado las obras para construir una nueva base militar en la isla de Okinawa a pesar de la oposición popular y de los intentos del Gobierno local por detenerlas.

    Las obras responden al acuerdo entre Tokyo y Washington para trasladar la base de Futenma, situada en al centro urbano de la isla, a una zona más despoblada en la costa de Henoko, en Nago.

    Las obras se habían paralizado después de que Takeshi Onaga, el gobernador de la isla, revocase el 13 de octubre la aprobación que había otorgado su predecesor.

    El Ministerio de Defensa recurrió entonces la decisión al ministro de Suelo, Keiichi Ishii, quien el martes la calificó como inválida.

    El ministro de Defensa, Gen Nakatani, ha dicho esta mañana que espera que las obras se aceleren para "evitar la ansiedad de la gente que vive cerca de la base de Futenma y eliminar los riesgos" que conllevan los aviones sobrevolando núcleos urbanos, según la agencia japonesa Kyodo.

    Un centenar de ciudadanos ha intentado bloquear el acceso de los trabajadores sentándose en la carretera mientras gritaban "No permitiremos que vuelvan las obras".

    La protesta ha terminado con la llegada de la policía, que se los ha llevado del lugar arrastrándolos.

    Entre ellos estaba Susumu Inamine, alcalde de Nago, quien ha calificado al Gobierno de Tokyo de "despota" y ha prometido que seguirá luchando para detener la reubicación de la base.

    Los planes del Gobierno de Okinawa pasan por elevar el caso a un panel independiente que resuelve los conflictos entre Tokyo y las prefecturas sobre interpretaciones legales.

    En caso de que tampoco funcione, acudirán a los tribunales.

    Okinawa ha soportado las bases estadounidenses desde que terminase la Segunda Guerra Mundial.

    En la isla, con apenas un 0,6% del suelo nacional, se aprietan más de la mitad de las 50 mil tropas norteamericanas del país y 76 de sus 113 bases.

    Las bases se asocian al crimen, a las violaciones sexuales, a la contaminación y al daño medioambiental.

    En 1996, tras la violación de una niña por parte de tres militares y la consecuente indignación popular, Tokyo y Washington acordaron trasladar la base de Futenma a Nago.

    Lea más: Japón posterga traslado de base militar estadounidense en Okinawa

    Pero los habitantes de ésta se oponen y quieren que las bases norteamericanas abandonen la isla.

    Además:

    Tokio desafía a Okinawa al invalidar su veto a una base de EEUU
    Unas 35.000 personas protestan en Japón contra traslado de base aérea de EEUU en Okinawa
    El largo historial de violaciones de los DDHH de las tropas de EEUU en Asia
    Etiquetas:
    protestas, construcción, base militar, conflicto, Ministerio de Defensa de Japón, Keiichi Ishii, Takeshi Onaga, Gen Nakatani, Okinawa, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook