En directo
    Japón busca nuevas fuentes de combustible tras accidente en Fukushima

    Japón busca nuevas fuentes de energía tras accidente en Fukushima

    © REUTERS/ Issei Kato
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Consecuencias del accidente de Fukushima (235)
    0 65201

    Tras el accidente en la central Fukushima y el grave problema energético que enfrenta Japón, el hidrato de metano podría ser una fuente alternativa, aunque por el momento prácticamente incosteable, según comentó a Sputnik el jefe del Departamento de Análisis de la compañía de Inversiones y Financiamiento Solid, Oleg Shágov.

    "Obviamente Japón en estos momentos está extremadamente interesado en desarrollar este tipo de tecnologías, ya que tiene un profundo déficit de recursos energéticos", declaró el experto.

    El cierre de prácticamente toda la red de centrales electronucleares en la nación asiática, carente de fuentes propias de combustibles tradicionales, la convierte en un país totalmente dependiente de las importaciones energéticas.

    En estas circunstancias, Japón ha intensificado sus investigaciones para desarrollar la extracción industrial de gas a partir del hidrato de metano, sustancia sólida cristalina combustible, cuyas amplias reservas podrían cubrir las necesidades del archipiélago.

    "Se trata realmente del combustible del futuro, aunque todavía esté lejos porque las tecnologías que hay actualmente para su extracción no permiten extraer este tipo de compuestos, incluyendo los hidratos de metano, a precios razonables", destacó el especialista ruso, preguntado sobre la viabilidad de este tipo de investigaciones.

    Este tipo de estudios no son nuevos, en la década de los años setenta el buque Chikyu (Tierra) realizó una serie de investigaciones al respecto en el océano Pacífico, 70 kilómetros al sur de la península de Atsumi.

    Tokio asegura que la producción de este gas, calificado como el combustible del futuro, podría pasar a ser una realidad industrial para 2023.

    "Los proyectos que actualmente desarrolla Japón presuponen un precio de producción del gas al nivel de 450-500 dólares cada mil metros cúbicos, en un momento en que la nación asiática compra el gas natural licuado a un precio entre los 280 y 300 dólares por cada mil metros cúbicos", destacó el jefe del Departamento de Análisis de la compañía de Inversiones y Financiamiento Solid, Oleg Shágov.

    Es obvio que la diferencia en el precio es lo suficientemente considerable, destaca el especialista, al aclarar, que no obstante, las investigaciones continúan.

    "Se supone que el primer proyecto industrial, que arrancaría entre 2018 y 2020, mostrará hasta qué punto es viable la obtención de metano a partir de estos compuestos", afirmó.

    Según Shágov, se tratará de la primera experiencia industrial de extracción de este tipo de gas.

    "El asunto radica en que la productividad de los pozos incidirá mucho en el proceso, de la cual dependen en gran medida los costes de la producción", supuso.

    El especialista señaló que pese a que los cálculos actuales indican que es posible lograr cierto débito de los pozos (volumen de material extraído de los pozos en una unidad de tiempo), "determinadas dificultades tecnológicas podrían conducir a una disminución del débito de hasta un 25 por ciento", lo cual incrementaría considerablemente el coste del gas extraído.

    Los fondos marinos guardan grandes reservas de metano, donde este gas se encuentra en forma de compuestos sólidos llamados hidratos, que por su forma cristalina se asemejan al hielo o a la nieve comprimida.

    Hasta el momento, la prospección de yacimientos de hidrato de metano es considerada no rentable, sin embargo, los especialistas japoneses aseguran haber desarrollado tecnologías relativamente rentables.

    Shágov, entrevistado por Sputnik, destacó que los japoneses, gracias a su avance tecnológico, "pueden marchar bastante rápido en el desarrollo de este tipo de tecnologías de extracción de gas", aunque advirtió que eso no será a corto plazo.

    "De todos modos eso tomará años e incluso décadas, en la actualidad padecemos la caída de los precios del petróleo, lo cual a su vez conduce a una caída de los precios del gas; en estas circunstancias es difícil imaginar que algo así logre competir con los combustibles tradicionales", reflexionó.

    El especialista argumentó que este tipo de nuevas tecnologías se tornarán actuales solo dentro de 15 o 20 años.

    A ello, Shágov añadió los peligros subyacentes a este tipo de extracciones en una zona de por sí inestable desde el punto de vista sísmico, lo cual podría conducir a grandes catástrofes naturales.

    "Todo esto puede ser muy peligroso, por ello cualquier tecnología debe ser estudiada durante largo tiempo antes de ser utilizada a escala industrial, ya que los vacíos que se crearán a consecuencia de la extracción del gas de los yacimientos de hidratos de gas, teóricamente pueden generar problemas incluso para la estabilidad de la corteza terrestre", destacó.

    Según el experto, estas actividades podrían conducir a terremotos o tsunamis si la extracción se realiza cerca de la línea costera.

    "Esto para Japón es un tema serio, por ello se requerirá de un plazo bastante grande para que estas tecnologías sean comprobadas minuciosamente desde el punto de vista de la seguridad", concluyó Shágov.

    Tema:
    Consecuencias del accidente de Fukushima (235)

    Además:

    Expertos del OIEA realizan una nueva evaluación de la central nuclear Fukushima-1
    Tepco reanuda labores en la central de Fukushima
    Etiquetas:
    energética, Fukushima, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik