Widgets Magazine
En directo
    Víctimas heridos durante el incendio en el parque acuático Formosa Fun Coast en Taiwán, el 27 de junio, 2015

    Primera víctima mortal del fuego en un parque acuático de Taiwán

    © REUTERS / Wang Wei
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 0 0

    Una joven de 20 años es la primera víctima mortal entre los cientos de heridos por el incendio de un parque acuático en Taiwán este fin de semana.

    La joven, apellidada Lee y originaria de Taichung, no ha podido superar las quemaduras de segundo grado que cubrían el 90% de su cuerpo y ha fallecido este mediodía, según la prensa local.

    Las autoridades investigan la causa del fuego, que dejó casi a 500 bañistas heridos.

    De éstos, unos 200 sufren heridas de gravedad y ocho se debaten entre la vida y la muerte.

    La tragedia se desató el sábado por la noche en el parque Formosa Fun Coast, en las afueras de Taipei, cuando los polvos de colores esparcidos desde el escenario se prendieron y generaron un incendio que sorprendió a los congregados, en su mayoría estudiantes ataviados únicamente con su traje de baño.

    El vendedor de las tres toneladas de polvos de almidón coloreado ha declarado que informó al comprador de que la sustancia era inflamable, según Lin Chieh-yu, jefe del departamento de información de New Taipei City.

    Chou Hui-Fang, representante de la empresa fabricante, ha aclarado que si la sustancia "está en grandes densidades y hace calor, e independientemente del tiempo que ha estado esparcida, puede prender".

    Las teorías que manejan los investigadores es que una colilla de cigarro, un encendedor o una chispa proveniente de los equipos eléctricos pudo haber desencadenado el fuego.

    En el parque había gente fumando, han desvelado las autoridades.

    Las medidas se han precipitado desde el accidente: Taiwán ha prohibido el uso del polvo de colores, el parque ha sido cerrado y se han practicado varias detenciones.

    El uso del polvo se había popularizado en los grandes acontecimientos en la isla, especialmente en carreras populares.

    Lu Chung-chi, el organizador del evento, ha sido puesto en libertad tras depositar una fianza de un millón de dólares taiwaneses (más de 30.000 dólares) y no podrá salir de la isla.

    La policía ha pedido que se presenten cargos por negligencia y poner en peligro la seguridad pública contra Lu, que se ha arrodillado en la televisión para pedir perdón y reclamar toda la responsabilidad.

    La tragedia se agravó porque los cañones de agua estaban muy alejados del lugar donde prendió el fuego, lo que alargó la agonía de los cientos de bañistas.

    Dos técnicos también han sido puesto en libertad bajo fianza.

    Trece de los heridos son extranjeros, de países como Malasia, Singapur, Japón y China.

    Taiwán, uno de los lugares más avanzados de Asia, ha sufrido en el último año varias tragedias que han elevado las dudas sobre la seguridad.

    Etiquetas:
    incendio, Formosa Fun Coast, Lu Chung-chi, Nuevo Taipéi, Taiwán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik