En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    La policía ha detenido a cinco sospechosos del secuestro de una joven por la que lograron un millonario rescate la semana pasada en un caso que ha conmocionado a la sociedad de Hong Kong.

    Tres de los sospechosos, todos provenientes de la China del interior, fueron apresados en la vecina provincia de Guangdong, mientras los otros dos fueron detenidos en un hotel de la ciudad de Shenzhen, según el diario South China Morning Post.

    El sexto presunto integrante de la banda había sido apresado en la noche del domingo cuando intentaba cruzar la frontera hacia Shenzhen por la zona de Lo Wu.

    Los únicos datos que han trascendido sobre sus identidades es que el primer detenido se apellida Zheng, tiene 29 años y es originario de la provincia de Guizhou.

    Zheng fue el encargado de llevar comida y bebida a la víctima durante los tres días en que estuvo secuestrada, ha añadido la policía.

    Se desconoce si la policía ha conseguido recuperar el botín de 28 millones de dólares hongkoneses (3,61 millones de dólares).

    Todas las detenciones, a excepción de la primera, se han producido en la China del interior después de que las autoridades hongkonesas hubieran pedido la colaboración de la policía al sospechar que los secuestradores, que hablan mandarín y no cantonés, querían cruzar la frontera.

    Un testigo ha descrito la detención de los dos sospechosos en Shenzhen en el South China Morning Post: "Alrededor de las 6.30 de la mañana vi un coche policial llegar al hotel. Dos agentes de policía salieron del coche y protegieron las puertas de entrada y de salida. Mientras otros tres agentes de paisano entraron a la fuerza. Minutos después salieron con los dos sospechosos".

    Los arrestos finalizan una de las operaciones policiales más ambiciosas que se recuerdan en Hong Kong, en la que han participado cientos de agentes acompañados de helicópteros y lanchas motoras.

    Seis secuestradores entraron la semana pasada en la mansión del magnate textil Law Ting-pong en la elitista zona de Clear Water Bai Road y robaron dinero metálico y objetos por valor de dos millones de dólares hongkoneses (más de 250.000 dólares).

    También se llevaron a su nieta de 29 años, Rosita Law, a quien soltaron tres días después tras el cobro del rescate.

    La víctima, por la que al principio habían exigido casi el doble de la suma pagada, desveló en rueda de prensa que no había sufrido ningún daño durante el secuestro.

    El secuestro de Law se añade a otros crímenes y robos a magnates de la isla en los últimos meses que han quebrado la sensación de seguridad de la que tradicionalmente ha disfrutado Hong Kong.

    Los crímenes violentos cayeron el pasado año un 10 % con respecto al anterior, mientras los robos disminuyeron casi un 40%.

    Etiquetas:
    South China Morning Post, Rosita Law, Hong Kong, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik