En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Una empresa nacional colocará el cableado del segundo portaviones de China, según informaciones publicadas en un diario y una cuenta oficial que sugieren el nuevo paso en la carrera armamentística nacional.

    La construcción de un segundo portaviones es un tema sensible para Pekín, que ordenó borrar ambas informaciones después de que generasen un revuelo en las redes sociales.

    "Shangshang Cable Group, la empresa líder en China en su ramo y la décima en el mundo, ha conseguido el contrato del segundo portaviones chino y reemplazará a las compañías extranjeras en el suplemento de equipos para las fragatas y submarinos", ha publicado el diario Changzhou Evening news.

    La cuenta oficial del Gobierno de la ciudad de Changzhou (provincia de Jiangsu) también anunciaba la firma del contrato.

    Los analistas militares asumen que las dos informaciones, aunque rápidamente borradas de la red, sugieren un reconocimiento de que el segundo portaviones está en marcha.

    Pekín ya censuró el pasado año las declaraciones de Wang Min, gerifalte de la provincia de Liaoning, desvelando que China lo estaba construyendo en el puerto de Dalian y que la nave estaría lista para 2018.

    El Ejército de Liberación Popular, a pesar de los acostumbrados incrementos de dos cifras de su presupuesto anual, marcha muy detrás de otras potencias occidentales.

    La diferencia es más visible aún en materia de portaviones. El único con que el cuenta Pekín es un buque ucraniano comprado en 1998 a precio de chatarra cuando iba de camino del desguace y reciclado en la joya de la corona de la Armada china.

    El navío, inicialmente desarrollado en la Unión Soviética y denominado como Variag, entró en servicio de la Marina china en 2012.

    "Esto no es consecuente con el poderío económico nacional", ha concluido el ultranacionalista diario Global Times en un editorial.

    La ampliación de la flota de portaviones no es sólo una cuestión de prestigio global sino una necesidad por la creciente conflictividad en el mar del Sur de China con la práctica totalidad de los vecinos y la atosigante presencia estadounidense desde que Washington señaló el Pacífico como prioritario.

    Una potencia regional necesita tres portaviones en general, o al menos dos, si pretende mantener el control sobre el aire y las aguas", ha dicho el experto militar Li Jie al diario Global Times.

    "Sólo cuando un poder puede simultáneamente tener a punto un portaviones para el combate, otro para el entrenamiento y un tercero para el mantenimiento, puede garantizar que tendrá siempre uno preparado para entrar en operaciones militares en todo momento", ha asegurado.

    Los analistas chinos e internacionales dan por descontada la construcción del segundo portaviones a pesar de que el Ejército nunca lo haya confirmado.

    En junio del año pasado China presentó durante una exposición marina una maqueta de su posible portaaviones nuclear, tipo Nimitz estadounidense.

    Además:

    China planea dotarse de cuatro portaviones para 2020
    Armada de China incorpora su primer portaviones
    Etiquetas:
    Shangshang Cable Group, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook