04:25 GMT +326 Septiembre 2018
En directo
    Asia y Oceanía

    Un preso chino graba a mujeres desnudas y las chantajea para mantener relaciones sexuales

    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 0 0

    Un preso chino chateaba con su teléfono móvil con mujeres, se ganaba su confianza hasta filmarlas desnudas y después las chantajeaba, según han confirmado las autoridades penitenciarias.

    En la trama sexual, que se ha extendido por las redes sociales desde que fue destapado esta semana por la prensa local, se ha visto involucrada incluso la esposa de un funcionario de prisiones.

    Wang Dong, un interno de 28 años de la prisión de Nehe (provincia norteña de Heilongjiang), había conseguido un teléfono gracias a un trabajador de la penitenciaría, según el diario New Cultural News. A través de la célebre aplicación Wechat, que permite contactar con otros usuarios en las cercanías, había entablado relaciones con hasta siete mujeres, incluidas la esposa de un policía y una trabajadora del centro.

    La prensa local ha informado de que filmó desnudas al menos a tres de ellas, a las que después exigió sumas de dinero y visitas a la cárcel para mantener relaciones sexuales con él. Una de sus víctimas pagó al acusado 80.000 yuanes (12.870 dólares), según la información recogida por el diario South China Morning Post.

    Las investigaciones han descartado que consiguiera acostarse con las chantajeadas porque los encuentros se produjeron siempre de día en la sala de reuniones y el comedor, con cámaras de video y funcionarios presentes.

    El escándalo fue destapado por un funcionario de prisiones que expuso a las autoridades en noviembre que el preso estaba forzando a su esposa para que se hiciera pasar por su mujer y mantuviera relaciones sexuales con él.

    La investigación ha revelado que otros trabajadores habían colaborado con Wang.

    El alcaide de la prisión y cinco guardias, que habían sido sobornados para ocultar las actividades del preso, han sido despedidos o amonestados.

    El preso fue condenado en 2012 a una pena de seis años por secuestro, según la prensa local, y en total consiguió 110.000 yuanes de dos mujeres.

    Es el tercer problema grave registrado en las prisiones de Heilongjiang en los últimos meses, después de que cinco internos escaparan en septiembre tras matar a un funcionario y otro huyera semanas atrás cuando recibía tratamiento médico.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Wang Dong, Nehe, China