05:22 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Vladímir Putin

    Masha: el arma principal de 'poder blando' de Vladímir Putin

    © AP Photo / Darko Vojinovic | Flickr/Anh Duong
    Arte
    URL corto
    11773
    Síguenos en

    El arma principal de 'poder blando' de Rusia es el encanto de una pequeña y traviesa niña rubia y un emprendedor y paciente oso con pasado de circo. Al menos así lo considera Giulia Pompili en su artículo para el diario italiano Il Foglio.

    El 'poder blando' ('soft power', en inglés) es un término usado para describir la capacidad de un Estado para incidir en las acciones o intereses de otros actores valiéndose de medios culturales e ideológicos. En ese sentido, Hollywood ha sido aclamado por muchos como el mayor instrumento de 'poder blando' con el que EEUU logra manejar la percepción de la población mundial sobre determinados temas. Pero ahora, ese monopolio parece estar perdiendo fuerza en donde menos se esperaba.

    Lea más: Tres películas que te lavaron el cerebro y condicionaron tu imagen sobre los rusos

    El 10 de diciembre el estudio ruso de animaciones 'Animakkord' informaba algo que no pasó desapercibido entre los especialistas: el episodio número 17 de la serie animada 'Masha y el Oso' logró 1.804 millones de vistas, ocupando el sexto lugar entre los videos más vistos de la historia de YouTube, sobrepasando incluso al videoclip 'Hello' de la cantautora británica Adele.

    Es así como la franquicia se convirtió en el principal instrumento de 'poder blando' de "la Rusia de Putin". Al menos así lo sugiere Giulia Pompili en su artículo para el diario italiano Il Foglio. Y es que más allá de Rusia, la pequeña Masha, de tres años de edad, ha entrado en los hogares de 120 países del mundo: desde EEUU, donde los derechos de transmisión fueron adquiridos por Netflix, hasta Indonesia, donde, según los sondeos, ella y su amigo el oso se han convertido en los personajes favoritos de los niños, apunta Pompili.

    Irina Mastusova, directora de la Asociación Rusa de Cine Animado, contaba a The Moscow Times que desde 2010 el "presupuesto de producción [de los dibujos animados] se ha duplicado", debido esencialmente al aumento de la financiación estatal, proporcionada a petición personal del presidente Putin, con el fin de apoyar "la cultura y la identidad rusa contra los efectos extranjeros".

    Así, lo que comenzó como una iniciativa interna de Rusia para contrarrestar la hegemonía estadounidense en los animados, parece haberse convertido en un 'arma' de alcance global.

    Además:

    La película rusa 'Vikingo' parte a la conquista del mundo (vídeo)
    Hombre-oso y mujer-agua protagonizarán la respuesta rusa a 'Los Vengadores' (vídeo)
    Filme ruso homenajea a los héroes de una legendaria división soviética
    Etiquetas:
    poder blando, dibujos animados, Masha y el Oso, Irina Mastusova, Giulia Pompili, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik