07:12 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Roberto Ampuero, el ministro de Exteriores de Chile

    Gobierno de Chile celebra libertad de dos jóvenes acusados de homicidio en Malasia

    © AFP 2018 / Mandel Ngan
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    SANTIAGO (Sputnik) — El Gobierno chileno celebró la liberación de dos hombres condenados en Malasia por el homicidio de una mujer trans, quienes aún no pueden retornar al país sudamericano por una apelación a la sentencia, dijo el canciller Roberto Ampuero.

    "Es una buena noticia que los dos compatriotas chilenos en Malasia puedan enfrentar en libertad la etapa que resta", dijo Ampuero a través de un comunicado de prensa.

    El 5 de diciembre fueron dejados en libertad Fernando Candia, de 30 años, y Felipe Osiadacz, de 27, condenados por homicidio culposo en Malasia, tras haber permanecido 500 días presos en Kuala Lumpur.

    Aunque los chilenos fueron dejados en libertad, aun no tienen permitido abandonar Malasia ya que la Fiscalía de ese país decidió interponer un recurso de apelación en contra de la sentencia del tribunal y deberán esperar a que esto se resuelva.

    El ministro chileno destacó la "constante ayuda y colaboración que Felipe y Fernando recibieron por parte de las autoridades consulares chilenas en Malasia".

    "Como hemos dicho desde el principio de este caso, nuestro consulado en Kuala Lumpur ha prestado la asistencia necesaria, ha estado en contacto directo con ellos y con sus familias; el Gobierno de Chile nunca los dejó solos", sostuvo.

    Según afirmó la abogada de los chilenos a Sputnik, Venkateswari Alagendra, el proceso de apelación se extenderá por lo menos entre 8 y 12 meses.

    "La defensa de los chilenos interrogó a 10 testigos cuyas declaraciones permitieron concluir que no hubo intención de asesinar", dijo a Sputnik Alagendra.

    "De los 10 testigos que entrevistamos, pudimos establecer que Fernando (Candia) y Felipe (Osiadacz) no tenían intención de cometer un asesinato", afirmó la abogada.

    A ambos se les acusaba de haber asesinado a una mujer trans en el país asiático, pero finalmente se comprobó que habían actuado en defensa propia, lo que disminuyó su condena considerablemente.

    La abogada de los chilenos afirmó a esta agencia que el juicio "tuvo sus desafíos, considerando la gravedad de los cargos".

    "Las acusaciones de asesinato en Malasia conllevan la pena de muerte si se declara culpable, pero desde un principio quedó claro para nosotros la manera en que llevaríamos su defensa, ya que esto consistió en un accidente, no fue intencional", señaló.

    "Fernando y Felipe actuaron en defensa propia cuando fueron atacados en el lobby del hotel por el difunto, y no tenían ninguna intención de cometer un asesinato", sostuvo.

    Si bien ninguno de los dos chilenos ha realizado declaraciones hasta el momento, su abogada señaló que ellos "están felices de haber salido en libertad".

    También se refirió a las gestiones realizadas por el Gobierno de Chile para la liberación de los jóvenes, asegurando que "la Embajada de Chile desde el primer día del arresto de Fernando y Felipe les brindó apoyo y asistencia, tanto a ellos como a sus familiares, desde el inicio del juicio hasta su liberación".

    "La Embajada chilena ayudó en esto, y también, jugó un papel importante en la coordinación de los asuntos entre el equipo de la defensa, los clientes y sus familiares", dijo.

    Apelación

    Si bien los chilenos ya quedaron en libertad y sus visas fueron gestionadas por la Embajada, aun no podrán volver a Chile debido a que la Fiscalía consideró que los dos años de condena dictados por el tribunal no fueron suficientes e interpuso una apelación.

    "Felipe y Fernando deberán permanecer en Malasia hasta que concluya la apelación, este proceso puede tomar aproximadamente de 8 a 12 meses, por supuesto, haremos esfuerzos para que la apelación ocurra lo antes posible", dijo la abogada.

    Añadió que Malasia no es un país particularmente peligroso para viajar, a pesar de todo lo que se ha dicho en los medios de prensa sobre la legislación malasia.

    "Yo diría que venir a Malasia no es más peligroso que salir de la casa, independiente del lugar donde sea", concluyó.

    Felipe Osiadacz, ingeniero comercial de 27 años, y Fernando Candia, chef de 30 años, se encontraban de paseo en Malasia cuando el 4 de agosto de 2017 se trenzaron a golpes en un hotel con Yusaini Bin Ishak, una mujer trans.

    Más aquí: ONGs alertan por el nuevo reglamento que flexibiliza el uso de armas de fuego en Argentina

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    homicidio, juicio, libertad, Roberto Ampuero, Malasia, Chile