20:29 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Enrique Peña Nieto, el presidente saliente de Mexico, arriba a la cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires, Argentina

    México se despide de Enrique Peña Nieto: los triunfos y derrotas del presidente saliente

    © REUTERS / Martin Acosta
    América Latina
    URL corto
    550

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pasó su último día como líder del país lejos de su tierra natal. El mandatario asistió a Buenos Aires para participar en la cumbre del G20.

    Peña Nieto se ha desempeñado como jefe de Estado y de Gobierno en México desde el 1 de diciembre de 2012 y este 1 de diciembre debe entregar el poder al presidente electo Andrés Manual López Obrador. ¿Qué ha logrado México durante este tiempo?

    Te puede interesar: Los 12 trabajos hercúleos que le esperan a López Obrador

    El presidente pertenece al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que mantuvo el poder en México durante décadas. A Peña Nieto le era importante demostrar que no iba a seguir los pasos de las administraciones anteriores de su partido, debido a que el país estaba sumido en corrupción y se encontraba estancado, sino que representaría a un nuevo PRI moderno.

    Los principales logros del presidente saliente fueron las reformas en telecomunicación y energía. En 2013, por primera vez desde marzo de 1938, cuando el presidente Lázaro Cárdenas del Río nacionalizó el petróleo, se autorizó el acceso a la inversión privada en el sector. Las oportunidades para desarrollar depósitos minerales se dieron a través de licitaciones a compañías extranjeras, incluido el gigante petrolero ruso Lukoil.

    El propio Peña Nieto, resumiendo su trabajo, destacó que la economía mexicana había atraído 200.000 millones de dólares en inversión extranjera directa y se habían creado cuatro millones de nuevos empleos. También señaló su trabajo para garantizar el derecho a la sanidad y la educación, desarrollar la infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria, la agricultura y el turismo. Según Peña Nieto, logró cumplir el 97% de sus promesas electorales.

    Su último paso en el cargo fue la firma de un nuevo acuerdo sobre la zona de libre comercio de América del Norte para reemplazar el actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, lo que hizo el 30 de noviembre, junto a los mandatarios de EEUU y Canadá.

    No todo es color de rosa

    Además de estos logros, la Administración Peña Nieto se caracterizó por varios aspectos negativos. Uno de ellos es la catastrófica caída en el nivel de seguridad y el consiguiente aumento en las tasas de delincuencia en todo el país.

    Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el número de asesinatos cometidos en México en 2017 ascendió a casi 31.200. Esto significa que hubo un promedio de 25 asesinatos por cada 100.000 personas. En 2016, esta cifra fue de 20 por 100.000 personas o 24.560 homicidios por año. Casi 16.000 personas fueron asesinadas en México en la primera mitad de 2018. Esta cifra es un 18% más alta que la registrada en la primera mitad de 2017.

    El jefe del poderoso cartel de Sinaloa, Joaquín 'El Chapo' Guzmán, fue capturado dos veces durante el mandato del presidente y luego extraditado a EEUU, donde ya ha comenzado su juicio. Los líderes de muchos otros carteles de droga que operan en el país latinoamericano han sido asesinados o detenidos, pero en general, esto ha mejorado poco la situación.

    Te puede interesar: Activista: durante el Gobierno de Peña Nieto los secuestros aumentaron un 56,4% en México

    El Ejército se ha desplegado en las calles de México para proteger a los ciudadanos. La epidemia de crimen se siente incluso en aquellas partes de México tradicionalmente tranquilas. El número de robos en Ciudad de México ha aumentado.

    Una de las páginas más tristes en la historia de la relación entre el Estado mexicano y la mafia de las drogas es el secuestro y posterior asesinato de 43 estudiantes de la ciudad de Ayotzinapa. La tragedia ocurrió en septiembre de 2014 y fue un verdadero desafío para Peña Nieto. El presidente encontró y castigó a los culpables, pero los parientes de los fallecidos no creen en los resultados de la investigación y exigen una nueva.

    Además, el problema con los migrantes que usan México como país de tránsito hacia Estados Unidos no ha ayudado a la situación de seguridad, ya que muchas de estas personas se asientan en México debido a las duras políticas de inmigración de Washington.

    Tema relacionado: La herencia de Peña Nieto en México: reformas ensombrecidas por corrupción e impunidad

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    presidencia, Enrique Peña Nieto, México