05:19 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Néstor Humberto Martínez, fiscal General de Colombia

    Fiscal general de Colombia en la palestra pública por caso Odebrecht

    CC BY 2.0 / Inter-American Dialogue / XX Annual CAF Conference
    América Latina
    URL corto
    130

    BOGOTÁ (Sputnik) — El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, seguía en el escrutinio público a raíz de la muerte de un testigo clave del escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en el país y de su hijo.

    "Se ha montado una conspiración contra el fiscal (…), yo llegué a la Fiscalía a servir y no para que encuentren algo que es indebido, tengo la integridad y por eso le doy la cara al país para seguir avanzando en la lucha contra el delito", dijo Martínez el miércoles de noche en una extensa entrevista con el telenoticiero local Noticias Caracol.

    El nombre de Martínez salió a la luz en el caso Odebrecht el pasado domingo cuando el telenoticiero local Noticias UNO difundió unos registros de audio en los que se escucha al ahora fiscal general hablar con el ingeniero Jorge Enrique Pizano, supervisor especial de la obra de infraestructura Ruta del Sol II, de posibles sobornos en su ejecución.

    Los audios fueron grabados en 2015, cuando Pizano fungía como supervisor especial de dicha obra, en la que Odebrecht participaba de manera conjunta con la firma local Corficolombiana, propiedad de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el industrial más poderoso de Colombia.

    Para ese entonces Martínez aún no era fiscal general, pero representaba a Corficolombiana como abogado, por lo que Pizano le confió las irregularidades que observaba en los contratos, los cuales ascendían a pagos por 20.000 millones de pesos (6,4 millones de dólares) pero cuyo destinatario no tenía claro.

    Temas relacionados: Autoridades de Colombia rechazan propuesta de indemnización de Odebrecht

    Martínez dijo el jueves a la emisora local W Radio que Pizano le "menciona que pueden ser recursos eventualmente de personas que estuvieron comprometidas con el paramilitarismo o de personas que tengan deudas con la justicia, y yo le pregunto: '¿Pero podrían ser coimas?'".

    Preguntado acerca de por qué no denunció esa situación en su momento, Martínez aseguró: "Yo no puedo ir a la justicia como ciudadano a decirle: 'Mire, no sé si esto sean coimas'" porque "a la Fiscalía uno lleva denuncias y pruebas de conductas que son punibles, si él me hubiera dicho que era coimas yo (…) lo doy a conocer a la Justicia".

    Martínez y Odebrecht

    Martínez asumió como fiscal general de Colombia el 1 de agosto de 2016 y, bajo su dirección, la Fiscalía investiga desde 2017 el caso Odebrecht, aunque él mismo se ha declarado impedido en las pesquisas por su antigua relación con Corficolombiana.

    Aún antes de que Martínez fuera fiscal, Pizano pedía a Odebrecht que le entregara información sobre los pagos dudosos y, según la Unidad Investigativa del diario El Tiempo, "se quejaba por no poder localizar al representante de la auditora Price Waterhouse Coopers para que le diera los balances de la concesión".

    Ante lo que Pizano consideró la falta de reacción de Martínez para revelar los sobornos cuando fungía como abogado de Corficolombiana, sumado a la inoperancia de la Justicia en el caso Odebrecht, el ingeniero buscó en agosto pasado a importantes periodistas colombianos para contarles la situación.

    Asimismo, les dijo que buscaban enlodarlo en una investigación que contra él desarrollaba la Fiscalía y que al parecer fue reabierta por órdenes de Martínez, al tiempo que les reveló que también temía por su vida.

    Muertes en el caso

    En medio de esta situación, Pizano murió el pasado jueves víctima de un infarto cardíaco, antes de lo cual habría entregado a los periodistas más información sobre el caso Odebrecht que se prevé sea revelada próximamente.

    Dos días después de su fallecimiento, su hijo menor, Alejandro Pizano, murió por "envenenamiento por ingesta de cianuro", según la necropsia que el martes fue presentada por el estatal Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

    "Las pruebas recaudadas en la residencia de sus padres indican que la víctima habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre, de la cual ingirió́ un sorbo", indicó el organismo.

    Ahora las autoridades buscan establecer si Jorge Enrique Pizano murió también por ingerir cianuro, luego de que su muerte se consideró natural en medio de un cáncer que atravesaba, por lo que se realizan prácticas a sus restos.

    Testigo protegido

    Bajo la dirección de Martínez, la Fiscalía investiga a 36 personas por el caso Odebrecht y ha establecido que los sobornos en Colombia no fueron de 11 millones de dólares (como aseguró la Oficina Federal de Investigación, FBI) sino de 32 millones de dólares.

    El FBI reveló en 2017 el pago de sobornos de Odebrecht en al menos 12 países.

    Según El Tiempo, justamente Pizano habría buscado contactar con el FBI para concretar un acuerdo como testigo protegido, por lo cual tenía previsto viajar a EEUU en las próximas semanas.

    Por ahora, desde diferentes sectores se suman voces que piden la renuncia de Martínez, ya que, afirman, tiene un conflicto de interés para liderar la investigación del caso.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    corrupción, Odebrecht, Néstor Humberto Martínez, Colombia