10:49 GMT +320 Noviembre 2018
En directo
    Inundación en las afueras de Asunción

    Alcalde: Asunción afronta una situación similar a una guerra por precariedad

    © REUTERS / Jorge Adorno
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Las inundaciones en Asunción que afectan a unas 26.000 familias generan problemas de precariedad y marginalidad similares a la que dejan los conflictos armados, dijo en una entrevista exclusiva con Sputnik el alcalde de la capital paraguaya, Mario Ferreiro.

    "Es casi como una situación de guerra", lamentó el intendente de la capital paraguaya durante la I Cumbre de Alcaldes que se celebró en Buenos Aires.

    De acuerdo a esta comparación, "el agua simboliza la invasión de un territorio donde hay que sacar a la gente con mayor y rapidez seguridad posible, pero es una respuesta primitiva".

    La única solución viable es otorgar una vivienda digna a las 100.000 personas que viven en asentamientos muy precarios en las zonas ribereñas del río Paraguay.

    Las crecidas del cauce de este río, que bordea toda la ciudad, llevan a que Asunción se inunde prácticamente cada año.

    "El problema es tan grande que sería demagógico decir que se resolvería en dos años", admitió Ferreiro.

    El alcalde se reúne este viernes con el nuevo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, para ver si puede contar con la ayuda del Gobierno nacional.

    La entrevista de Ferreiro con el mandatario paraguayo "es muy buena señal, porque a veces los presidentes no quieren tomar ese compromiso público".

    En cualquier caso, "no creo que tome menos de diez años el problema si comencemos ahora", afirmó el alcalde.

    Para solucionar el problema de fondo "no habrá otra forma hasta que no caminemos hasta asentamientos urbanos, lo que quiere decir que deben generarse espacios donde tengan una vida digna".

    "El que llega a este Gobierno, por más que tenga las mejores intenciones, siempre va a tener en el rostro el tema de la inundación", reconoció el intendente de Asunción.

    Es el problema que ha afrontado cada año el alcalde de esta ciudad desde que llegó al poder en diciembre de 2015 aupado por el opositor Partido Liberal.

    Viviendas

    "Respondemos a la emergencia con muchas carencias y con el dolor de la población, pero sólo nos queda esperar a subida del río que continuará hasta diciembre, volver a reasentar a las personas cuando baje, y trabajar a medio y largo plazo", describió el intendente.

    Mientras tanto, la alcaldía recurre al "asistencialismo, a dar elementos para que la población haga reasentamientos en zonas secas de la ciudad".

    Esta situación "genera tensión porque los vecinos no quieren, entonces ocupan espacios públicos, y verdes, pero debe primar lo humanitario", enfatizó el alcalde.

    En la actualidad existe un proyecto para construir 2.700 viviendas con la ayuda del Gobierno nacional.

    "Ese pacto social está logrado porque una asociación de barrios de esa zona, la Asociación de Vecinos Unidos por la Franja, concertó una solución definitiva que es la relocalización de sus propios barrios".

    Temas relacionados: Derecho a la vivienda en América Latina: los Estados no tienen "voluntad" para cumplirlo

    Un proyecto parecido se propone para relocalizar a 3.000 familias en el barrio Bañado norte, en un proceso "que lleva años pero que representa la solución definitiva".

    Marginalidad

    Del mismo modo, Paraguay afronta un "problema de marginalidad" que se traslada a Asunción al recibir a los que emigran desde el Departamento Centrao.

    "El modelo económico expulsa gente del campo a la ciudad, y Asunción paga el costo político de ese modelo", explicó Ferreiro.

    Los grandes modelos de concentración de tierras, "de explotación ganadera y agrícola son interesantes para números económicos grandes pero para la realidad diaria económica de la gente significa más gente viviendo a Asunción a buscar cualquier cosa que hacer, así sea lavando parabrisas", continuó el alcalde de la capital paraguaya.

    Para corregir esta coyuntura de desigualdad, el intendente de Asunción propuso "un sistema más controlado en materia impositiva, más redistributivo" para un país de 7 millones de habitantes.

    Ferreiro, que terminó en diciembre de 2015 con quince años de hegemonía del Partido Colorado en la alcaldía de Asunción, era uno de los periodistas más conocidos de Paraguay hasta que incursionó en política.

    La I Cumbre de Alcaldes, al que acudieron representantes de 35 ciudades, concluye este martes documento de recomendaciones para los líderes del G20 que se reunirán en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Mario Ferreiro, Paraguay, Asunción