08:54 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    La bandera de Venezuela

    Gobierno venezolano acusa a la UE de atentar contra su estabilidad

    © REUTERS / Marco Bello
    América Latina
    URL corto
    0 50

    CARACAS (Sputnik) — El Gobierno venezolano dijo que las declaraciones de la Alta Representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, en las que afirmó que "no hay condiciones para el diálogo", buscan romper la estabilidad de su nación y seguir los lineamientos de la Casa Blanca.

    "Sus declaraciones representan un arrogante acto de injerencia que pone en entredicho el pretendido interés de la Unión Europea de promover relaciones cordiales con Venezuela; la Alta Representante de la Unión Europea ha dejado constancia de la intención europea de estimular bajo la tutela del Gobierno belicista de la Casa Blanca, el resquebrajamiento de la estabilidad social en Venezuela" señala el comunicado difundido por la Cancillería.

    Una vez más, el Gobierno de Venezuela instó a los representantes de la comunidad europea a evaluar los problemas que afectan a su continente.

    "Subordinándose a la estrategia estadounidense de desprestigio e infamia contra la revolución Bolivariana, la Unión Europea, obviando las múltiples violaciones a la dignidad humana que se cometen a diario dentro de su territorio, pretende dar lecciones en materia de Derechos Humanos, y particularmente en temas como el migratorio", destaca el texto.

    Te puede interesar: Maduro insta a Mogherini a visitar Venezuela para que conozca una "democracia profunda"

    En tal sentido, la nación suramericana llamó al referido bloque a "abandonar sus posiciones intervencionistas, ofensivas y parcializadas", y les instó a promover el diálogo político.

    Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó el 25 de octubre su respaldo a la denuncia que introdujeron 8 países contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro, por presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas entre 2014 y 2017, durante protestas antigubernamentales.

    Esta postura fue repudiada por el Gobierno de Venezuela, país que tildó a los representantes de la Unión Europea como "agresores".

    La denuncia contra Maduro fue dirigida a la fiscalía de la CPI el 26 de septiembre por Argentina, Perú, Colombia, Chile, Paraguay y Canadá, a los que se sumaron más tarde Francia y Costa Rica.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, estabilidad, Gobierno de Venezuela, UE, Venezuela