14:20 GMT +314 Noviembre 2018
En directo
    Cárcel (imagen referencial)

    Mujeres extranjeras presas en Argentina: historias de drogas, violencia y desamparos

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    Hasta agosto de 2018 había 387 mujeres extranjeras presas en el Servicio Penitenciario Federal (SPF) argentino. De ellas, 76% cayó por delitos relacionados al narcotráfico y drogas. Los encarcelamientos por estos delitos ha aumentado mucho más entre mujeres que hombres. Sputnik te cuenta la historia de dos mujeres presas por drogas.

    La tasa de encarcelamiento por delitos de estupefacientes en América Latina, y también en Argentina, se han incrementado mucho más entre las mujeres que entre los hombres, advirtió en una entrevista exclusiva con Sputnik la investigadora en política internacional sobre drogas Coletta Youngers.

    La Procuraduría Penitenciaria de la Nación (PPN) argentina señala que las mujeres participan en el narcotráfico "como último eslabón": ellas son "correos humanos", operativos al narcomenudeo o microtráfico, vulgarmente denominadas "mulas", en tanto suelen transportar pequeñas cantidades de droga en sus equipajes o en sus propios cuerpos (los ingieren o se los introducen en sus cavidades), se lee en su Informe Anual 2017.

    "Estas mujeres, lejos de ser narcotraficantes, son coaccionadas y utilizadas por el crimen organizado, que es el que finalmente termina beneficiándose por este tipo de actividades", agregan.

    La selección de estas mujeres no resulta azarosa, son principalmente madres o cuidadoras, jefas de familia, en situaciones de pobreza o de extremas necesidades socioeconómicas, que ven en estas ofertas la posibilidad de llevar algo de dinero a sus hogares, de subsistir.

    Dos de las 387 mujeres que están presas en el SPF son bolivianas que estaban recluidas en el Centro Penitenciario Federal III, en Güemes, provincia de Salta. La PPN tomó contacto con sus casos en julio de 2017; la Defensoría Pública Oficial N° 2 de Salta, los llamaron pidiendo ayuda.  

    Ambas mujeres habían sido detenidas por delitos de microtráfico de drogas, nunca antes habían estado presas, y eran madres de niños pequeños que quedaron en desamparo y en una situación de "extrema vulnerabilidad" cuando ellas cayeron, se lee en el Informe Anual 2017 del PPN.

    Ante dicha situación, la defensa solicitó la expulsión anticipada de las detenidas (la Ley de Migraciones argentina estipula que las personas extranjeras que hayan cumplido la mitad de la pena sean devueltas a su país), y la PPN se presentó en ambos casos como amicus curiae (amigo de la corte, es la presentación de la opinión de terceros ajenos a un litigio).

    Además: Uruguay y Argentina firman acuerdo para monitoreo coordinado de cárceles

    Una de las mujeres era madre de cuatro hijos; y tenía la niña más pequeña alojada con ella en la cárcel mientras los otros tres habían quedado al cuidado de una tía paterna, quien a su vez tenía otros tres hijos a quienes cuidar y alimentar. Esta situación provocó que esta mujer debiera trabajar más horas para poder satisfacer las necesidades básicas de los seis niños.

    Mientras la mujer se ausentaba para trabajar, los menores quedaban al cuidado de una prima de 14 años. "Los pequeños permanecían en la casa sin la atención de un adulto que de forma constante pudiera, ante la ausencia de ambas madres (una por estar presa y la otra trabajando), encargarse de su cuidado, crianza, alimentación, acompañamiento".

    El otro caso se trataba de una mujer madre de dos niñas pequeñas, quienes habían quedado al cuidado del padre. Pese a ello, y dado que la única fuente de ingresos del grupo familiar lo proveía el padre de su trabajo, este debía ausentarse de la casa y las niñas quedaban al cuidado de una tía.

    Según la PPN, ambos casos reflejan la "trascendencia de la pena" sobre todo el entorno familiar, y fundamentalmente, el "impacto negativo sobre los niños, quienes transitan su niñez en contextos familiares alterados por las circunstancias acaecidas".

    Entre los principales argumentos esbozados por la PPN en los amicus curiae presentados, se destaca la imposibilidad de estas detenidas de acceder al arresto domiciliario, posibilidad que tienen las madres argentinas presas, y el fuerte impacto que el encarcelamiento de las madres supone para los niños.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    cárcel, migración, presos, extranjeros, Procuraduría Penitenciaria de la Nación (PPN), Argentina