04:48 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    Banco de México (imagen referencial)

    Banco central de México prevé crecimiento económico entre 1,8 y 2,8% en 2019

    CC BY-SA 3.0 / Alfonso21 / Banco de México & INBA
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    CUIDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La junta de Gobierno del Banco de México (Banxico, central), sostuvo su previsión del crecimiento de la economía mexicana entre 1,8 y 2,8%, pero algunos miembros advierten un "elevado grado de incertidumbre" ante el nuevo Gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

    Según la minuta de su más reciente reunión publicada este 18 de octubre, "la mayoría sostuvo que es previsible que el crecimiento del producto se ubique dentro de los rangos anunciados en el último informe trimestral, de 2,0 a 2,6% en 2018, y de 1,8 a 2,8% en 2019", indica el documento firmado por los cinco directores de la junta, que encabeza el gobernador del organismo autónomo del Estado, Alejandro Díaz de León.

    Sin embargo, algunos miembros comentaron que el pronóstico para 2019 "está sujeto a un elevado grado de incertidumbre e incorpora diversos retos, entre los cuales destacan la implementación de la política pública que enfrentará la administración entrante", del presidente electo.

    Por otra parte, además de los riesgos globales, incentivados por controversias comerciales, algunos añadieron como un riesgo adicional para el crecimiento, "la desaceleración del gasto público que generalmente se observa al inicio de una nueva administración", después de los procesos electorales.

    En el mismo sentido, "la mayoría apuntó que aún se desconocen detalles importantes sobre la agenda económica que emprenderá la próxima administración" de López Obrador.

    Otra fuente de incertidumbre está en "cierta debilidad de los componentes de la demanda agregada y la baja producción de la plataforma petrolera", que está en sus peores niveles desde los años 1980, indica el documento de 26 páginas, que contiene los debates sostenidos en la reunión del 4 de octubre pasado, cuando el máximo órgano del banco decidió mantener sin cambios la tasa de interés de referencia en 7,75%.

    Bases de la decisión de política monetaria

    La mayoría de la junta consideró que, ante el entorno complejo que enfrenta la segunda economía latinoamericana, "el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja, si bien en el margen este sesgo ha disminuido debido al acuerdo comercial recientemente alcanzado con Estados Unidos y Canadá", el 30 de septiembre pasado.

    Un miembro de la junta mencionó que el anuncio del acuerdo comercial norteamericano es "una noticia positiva" que puede contribuir a fortalecer la confianza en el país.

    No obstante, la mayoría comentó que "aún existe el riesgo de que se prolongue o no se ratifique el acuerdo [por sus congresos], o que se presenten retos en algunos rubros para su implementación", después que sea firmado por los titulares de los poderes ejecutivos de los tres países, prevista para el último día de noviembre próximo.

    Te puede interesar: ¿Qué reflejan las crisis de las monedas en América Latina?

    Otro integrante del órgano de Gobierno advirtió que, si bien la ratificación del acuerdo comercial norteamericano todavía llevará un periodo prolongado, lo cual puede dar lugar a incertidumbre, "esta debería disminuir de manera importante frente a la observada antes de dicho anuncio, proporcionando un estímulo a la demanda interna y, especialmente, a la inversión privada", indica el texto de los debates.

    Por primera vez en sus 25 años como órgano autónomo del Estado, casi la misma edad del acuerdo comercial de Norteamérica, el banco central reveló los nombres en las votación sobre política monetaria.

    El gobernador Alejandro Díaz de León Carrillo, Roberto Del Cueto Legaspi, Irene Espinosa Cantellano y Javier Eduardo Guzmán Calafell formaron un mayoría de cuatro votos a favor de mantener la tasa de interés sin cambios.

    El disidente fue Manuel Ramos Francia quien "votó a favor de aumentar el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en 25 puntos base para ubicarla en un nivel de 8%", revela el documento.

    El voto disidente se basa en que "ya por algún tiempo, la inflación enfrenta un panorama complejo", en donde confluyen factores de carácter cíclico y estructural, argumentó Ramos Francia.

    "Lo anterior es evidente al situarse ya por varios años las expectativas de inflación de largo plazo en alrededor de 3,5%, independientemente de la fase del ciclo de negocios por la que se atraviesa", es decir medio punto arriba de la meta sostenida por las autoridades financieras durante los últimos seis años de 3%.

    Asuntos relacionados: El ciclo económico de México se recupera tras la elección de López Obrador

    En septiembre pasado, la inflación a ritmo anual aceleró a 5,02% y las autoridades del banco estiman que recién se podría reducir a la meta fijada a finales de 2019.

    Pero el equipo económico del próximo gobierno estima que ese año la inflación será de 5% y el crecimiento económico de 2,5%.

    Finalmente, todos los integrantes de la junta consideraron que la economía mundial está sujeta a una marcada incertidumbre.

    Entre los principales riesgos para la economía destacan tres: "un escalamiento adicional de las disputas comerciales; un mayor apretamiento en las condiciones financieras; y, factores políticos y geopolíticos", puntualizaron.

    López Obrador dijo en septiembre pasado que, si durante su Gobierno se observan distorsiones macroeconómicas o inflacionarias, serán resultado de "factores externos o por el mal manejo del Banco de México", pero reiteró que respetará su autonomía, aunque desató una polémica al afirmar que la economía estaba en "bancarrota".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    situación económica, Banco de México, México